Remedios caseros

Melisa: propiedades y beneficios para descansar mejor

Las infusiones con melisa te ayudan a recuperar la calma y dormir mejor. Descubre todos los beneficios de esta saludable planta.

Hierba melisa
Melisa propiedades

La melisa o bálsamo de limón es una hierba que desde hace unos 2000 años estaba dedicada a la diosa Diana y los griegos lo usaron con múltiples fines medicinales. Ya en la Edad Media el bálsamo de limón se empleaba para aliviar tensiones, curar heridas y para aliviar el dolor de muelas, para erupciones cutáneas, mordeduras de perros rabiosos, cuellos torcidos y enfermedades durante el embarazo. También se decía que prevenía la calvicie. Como planta medicinal, el toronjil se ha empleado tradicionalmente contra la inflamación bronquial, dolor de oído, fiebre, flatulencia, dolores de cabeza, hipertensión arterial, influenza, trastornos del estado de ánimo, palpitaciones, dolor de muelas y vómitos. Se dice que un té hecho con hojas de melisa alivia los cólicos menstruales y ayuda a aliviar el síndrome premenstrual.

Múltiples usos medicinales de la melisa

La melisa se utiliza actualmente para tratar la agitación nerviosa, el insomnio, problemas gastrointestinales, cólicos menstruales y espasmos urinarios. Se piensa que esta hierba contiene sustancias químicas que relajan los músculos, especialmente en la zona de la vejiga, el estómago y el útero. Al consumirla se dice que calma los calambres, gases y náuseas.

La Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia, amplía el uso interno de la melisa para la tensión, la ansiedad y el tratamiento sintomático de los trastornos digestivos, como los espasmos menores, especialmente para el herpes labial.

Una prueba más reciente sobre el uso de la melisa, determina que tiene una acción depresiva o sedante sobre el sistema nervioso central de los ratones de laboratorio. La licencia estándar alemana para el té de toronjil o melisa, aprueba su consumo para los trastornos nerviosos del sueño y del tracto gastrointestinal, también para estimular el apetito.Hierba melisa

La enfermedad de Graves

La melisa puede actuar como un bloqueador de la hormona tiroidea en el cuerpo. Por esta razón se la utilizado en el pasado para tratar la enfermedad de Grave, una enfermedad autoinmune en la que la glándula tiroides produce exceso de hormona tiroidea. Esto todavía no se ha podido comprobar en humanos, estos estudios de laboratorio fueron realizados en animales.

Claridad mental, concentración y relajación

La melisa en Europa se usa mucho para tratar la ansiedad y el insomnio. Se considera que disminuye la ansiedad y actúa favorablemente en los trastornos del sueño. Los resultados de estudios de investigación recientes han observado, que también aumenta en gran medida la capacidad de concentración al realizar tareas de palabras e imágenes.

Un estudio de bálsamo de limón en la Universidad de Northumbria en Inglaterra evaluó a una serie de estudiantes. Durante dos semanas mientras consumían un grupo esta hierba y el otro grupo un placebo. Los resultados obtenidos fueron significativamente mejores en las pruebas después de tomar el bálsamo de limón y continuaron publicando resultados mejorados hasta las seis horas después de tomar la hierba. Los estudiantes que tomaron melisa se mostraron más tranquilos y menos estresados durante la prueba.

Notas sobre la hierba melisa y posibles efectos secundarios

Debido a que existe muy poca información sobre el efecto que puede provocar la ingestión de esta hierba, en una mujer embarazada, durante la lactancia y en niños pequeños, no se recomienda en estos casos consumir melisa.Melisa

Cuando la melisa se toma conjuntamente con otros medicamentos recetados y sin receta que provocan somnolencia, los efectos pueden ser exagerados. Por lo que la combinación puede ser peligrosa y en algunos casos puede provocar deterioro mental. Tampoco es conveniente mezclar algunas hierbas, ya que pueden causar una sedación extrema. La melisa no se debe mezclar con las siguientes hierbas: hierba gatera, lúpulo, kava de San Juan y Valeriana.

A causa de sus efectos potenciales sobre la utilización de la hormona tiroidea, la melisa puede inferir con el tratamiento para el hipertiroidismo (exceso de hormona tiroidea). En estudios realizados en animales, la melisa provocó un aumento de la presión ocular. Aunque no se han conocido resultados similares en humanos. Por precaución las personas que tienen glaucoma no deben tomar esta hierba.

Recordemos el nombre de esta hierba, melisa officinalis. Conocida también con estos nombres: bálsamo de menta, bálsamo azul, bálsamo de limón, cura todo, bálsamo de jardín, planta de miel, melisa bálsamo dulce, toronjil y dulce María entre otros.

Otras propiedades y beneficios

Entre las propiedades que se le atribuyen podemos nombrar: antibacteriano, antioxidante, antiespasmódico, antiviral, aromático y carminativo. Es también un estimulante cerebral, diaforético, digestivo, emenagogo, febrífugo, reparador nervioso, espasmolítico, sedante leve y tónico.

Esta hierba está indicada para: Amenorrea, ansiedad, calmando los nervios, fatiga crónica, resfriados, herpes labial, cólicos, depresión, mareos, fiebres, molestias gastrointestinales, enfermedad de Graves, dolores de cabeza, virus del herpes, hipertensión, hipotiroidismo, insomnio, calambres menstruales, claridad mental y concentración, náuseas alivio, agitación nerviosa, síndrome neurocardíaco, dolor al orinar, palpitaciones, fobias, relajación, culebrilla, problemas para dormir, malestar estomacal, infecciones virales, heridas.

Siempre se debe consultar con un médico antes de comenzar a tomar en forma habitual esta hierba, considerando que puede tener contraindicaciones.

Lo último en Salud

Últimas noticias