Trastorno genético incurable

Demuestran que una nueva terapia contra la fibrosis quística también es efectiva en niños

fibrosis
Telemedicina y fibrosis.

Un estudio codirigido por la Charité – Universitätsmedizin Berlín (Alemania) ha confirmado que una terapia combinada también es beneficiosa para los niños en edad escolar con fibrosis quística.

La fibrosis quística sigue siendo un trastorno genético incurable que deteriora la función pulmonar y reduce considerablemente la esperanza de vida. Una nueva terapia farmacológica combinada que aborda los defectos subyacentes del trastorno ofrece un nuevo y prometedor enfoque de tratamiento. Hasta ahora, el uso de esta terapia se limitaba a adolescentes y adultos.

Un tratamiento más temprano significa que la progresión de la enfermedad puede ser significativamente más lenta. Los resultados de los investigadores se han publicado en la revista científica American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

La fibrosis quística, también conocida como mucoviscidosis, se caracteriza por la acumulación de una mucosidad espesa y pegajosa y es la enfermedad genética mortal más frecuente. Un defecto en el canal iónico CFTR (que se encuentra en la superficie de las células epiteliales de las vías respiratorias y transporta la sal y el agua) altera el equilibrio normal de los fluidos, dando lugar a un moco muy viscoso.

La fibrosis quística afecta principalmente a los pulmones, que se obstruyen con esta mucosidad viscosa y, por tanto, son menos eficaces para eliminar los agentes patógenos. El resultado es la infección crónica y la inflamación de las vías respiratorias, el deterioro progresivo de la función pulmonar y la dificultad para respirar.

En casos graves, puede ser necesario un trasplante de pulmón. Las personas afectadas por la enfermedad solían morir antes de llegar a la edad adulta. Hoy en día, la esperanza de vida media es de unos 55 años. Este aumento de la esperanza de vida se debe principalmente a las mejoras en el tratamiento sintomático.

Los fármacos que se dirigen no sólo a los síntomas de la enfermedad, sino también a sus defectos moleculares subyacentes, mejorando la función del canal CFTR -conocidos como moduladores de CFTR- sólo estuvieron disponibles hace unos años.

En aproximadamente el 90% de los pacientes con fibrosis quística, el defecto subyacente del canal CFTR está causado por un fallo específico en el gen CFTR conocido como la mutación F508del. Desde agosto de 2020 está disponible en Europa una terapia triple que combina tres moduladores del CFTR (elexacaftor, tezacaftor e ivacaftor).

En los pacientes con una copia de la mutación F508del, esta triple terapia combinada puede restaurar la función del canal iónico hasta aproximadamente la mitad del nivel normal, produciendo así mejoras notables en la función pulmonar y la calidad de vida.

«Se trata de un hito en el tratamiento de la fibrosis quística. Desgraciadamente, hasta ahora, este tratamiento sólo estaba disponible para pacientes de 12 años o más. Esto se debe a que, tradicionalmente, los nuevos medicamentos se prueban primero en adultos y luego se autoriza su uso en ellos. Sin embargo, lo que queremos hacer es administrar este tratamiento causal lo antes posible durante el curso de la enfermedad para evitar daños pulmonares irreversibles. Por supuesto, esto sólo es posible si el tratamiento se inicia durante la infancia. Lo que hemos podido hacer ahora es demostrar que esto puede hacerse de forma segura y muy eficaz en niños de edad escolar», explica el primer autor del estudio, Marcus Mall.

El investigador y sus socios internacionales de investigación estudiaron los efectos de esta triple terapia combinada en 121 niños con fibrosis quística. Los participantes tenían entre 6 y 11 años y presentaban al menos una copia de la mutación F508del.

Los niños fueron asignados aleatoriamente a recibir el régimen de triple combinación o un placebo durante una duración aproximada de seis meses. El estudio, que se llevó a cabo en centros de diez países diferentes, se diseñó como un ensayo controlado aleatorio, el estándar de oro en la investigación clínica.

«Este tipo de estudio clínico sigue siendo demasiado raro en el desarrollo de fármacos pediátricos. La inclusión de grupos de control suele descuidarse en la investigación pediátrica. En su lugar, se utilizan datos de adultos para extrapolar los efectos de los adultos a los niños. Pero los niños no son simplemente adultos pequeños. Por lo tanto, los estudios de alta calidad son cruciales para el desarrollo de medicamentos seguros y eficaces para los niños», afirma el profesor Mall.

Su estudio demostró que el tratamiento mejoró significativamente la función del canal CFTR, mejorando así la función pulmonar y la calidad de vida de los niños. El tratamiento tuvo un buen perfil de seguridad general y fue bien tolerado, con efectos secundarios comparables a los observados en pacientes mayores.

Como siguiente paso, el equipo de investigación planea probar si la combinación de fármacos podría ser adecuada para su uso en niños aún más pequeños. Dado que la fibrosis quística forma parte del programa de cribado neonatal, la enfermedad puede diagnosticarse ahora en las primeras semanas de vida.

«Esto nos permitiría iniciar el tratamiento causal de la fibrosis quística ya en la primera infancia, lo que, con un poco de suerte, evitaría daños en los pulmones e incluso en otros órganos, como el páncreas, en una fase temprana. Poco a poco nos vamos acercando a este objetivo. Actualmente, estamos probando la seguridad y eficacia de esta triple terapia combinada en niños de entre 2 y 5 años», explica el profesor Mall.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias