Fisioterapia

Beneficios de la fisioterapia

Para paliar los dolores y consecuencias de problemas con las articulaciones, los beneficios de la fisioterapia son evidentes. Aquí te contamos más.

La fisioterapia
La fisioterapia, ventajas

La fisioterapia es una profesión de la salud que evalúa, diagnostica, trata y trabaja para prevenir enfermedades y discapacidades a través de medios físicos (basados ​​en el ejercicio). Los fisioterapeutas son profesionales de la salud altamente calificados, que trabajan en colaboración con sus pacientes para ayudar a las personas a mejorar y mantenerse bien. Hay mucho que aprender sobre fisioterapia, mucho más de lo que se puede transmitir en un artículo. Aquí te mostraremos algunos datos asombrosos sobre la fisioterapia que pueden despertar su interés.

¿Cómo puede ayudar la fisioterapia?

Un fisioterapeuta puede ayudar a conocer lo que sucede con las articulaciones y músculos cuando una persona tiene artritis. Saber más sobre la artritis puede ayudar a controlar sus efectos. La artritis, por lo general, causa dolor en una parte del cuerpo, en las articulaciones y músculos. Los medicamentos ayudarán a mejorar este estado, pero la fisioterapia es fundamental, ya que permitirá conocer métodos de alivio del dolor que actuarán junto con los medicamentos. Todo ello para dar un mayor alivio y mejorar la calidad de vida de la persona.

Algunos de estos tratamientos se podrán realizar en el hogar hasta llegar a la consulta con el profesional: usar comprensas de hielo para aliviar las articulaciones inflamadas y comprensas calientes para relajar los músculos tensos y cansados. La ferulización de las articulaciones inflamadas o dolorosas puede ser una buena solución, por ejemplo en el caso de un brote de artritis reumatoide.Fisioterapia

TENS, es una estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, actúa sobre el cerebro, bloqueando los mensajes de dolor y alterando la percepción del dolor. Este método se realiza a través de un dispositivo eléctrico, que envía impulsos a los centros nerviosos por medio de almohadillas que se colocan en la piel. Esto provoca una sensación de hormigueo que puede resultarle relajante.

Mejorando tú forma física

Mantenerse activo es fundamental cuando tienes artritis. Muchas personas le temen al ejercicio debido a que piensan que puede aumentar el dolor o dañar sus articulaciones. Pero el cuerpo junto con las articulaciones está diseñado para moverse. Si el cuerpo no está en movimiento, muchas partes se debilitarán y pueden llegar a atrofiarse por la falta de actividad física, como los músculos, y tejidos.

Esto puede desencadenar problemas en las articulaciones, que se vuelvan inestables, con movimientos lentos y reduciendo por lo tanto la movilidad e independencia. El ejercicio puede mejorar el estado físico general, ayudando a mantener un peso saludable, mejorando la movilidad y dando seguridad e independencia a la persona afectada.

Es importante comenzar con ejercicios suaves e ir aumentando el ritmo gradualmente. Es posible que después de las primeras sesiones se sienta dolor muscular, y de algunas articulaciones, pero esto irá mejorando a medida que pasan los días, aumenta la confianza y la fuerza.

Encontrar un ejercicio que resulte placentero te ayudará a que no lo abandones y lo realices con regularidad, motivado por los resultados positivos que pronto comenzarás a notar. Y no olvides que, en caso de dolores musculares o de una contractura o situación similar, lo mejor que puedes hacer es acudir a la consulta de un buen fisioterapeuta.

Lo último en Salud

Últimas noticias