Avena en el desayuno: ¿cómo tomarla?

Avena en el desayuno: ¿cómo tomarla?
Oatmeal Breakfast Cereal

La avena es uno de los cereales más completos y beneficiosos para nuestra salud. Nos aporta vitaminas A, B y E y diversos minerales que complementan nuestra alimentación, además de tratarse de un alimento bajo en calorías. Mucha gente no sabe como comerla o simplemente piensan que la única manera es caliente. Para que vayas incorporando la avena en tu dieta nosotros te damos una serie de propuestas para el desayuno.

  • La forma más común de comer avena es caliente. Para ello contaremos con los siguientes alimentos: dos taza de leche, seis cucharadas de hojuelas de avena, azúcar al gusto y canela en polvo. Se deben mezclar todos los ingredientes en una olla menos la canela. Lo cocinaremos a fuego medio durante diez minutos, revolviendo cada poco con una cuchara de madera para que no se pegue. Una vez que pase ese tiempo la avena tendría que estar blanda. En el caso de que no sea así tendremos que esperar un poco más. A continuación serviremos la avena caliente con un poco de canela. A esto se le puede añadir unos frutos secos, plátano o frutas secas como la fresa. De esa manera el plato será más nutritivo.
  • Otra manera más sencilla para ingerir la avena es tomándola como bebida refrescante. Sólo tendrás que mezclar un vaso de leche, con dos cucharadas de avena, azúcar al gusto y canela. Lo pasamos por la licuadora hasta que las hojuelas de avena se desintegren. Intenta beberlo rápido para disfrutar de un sabor dulce y refrescante.
  • Otra opción, igual de saludable pero más natural, es siguiendo las instrucciones del anterior punto pero poniéndole frutas como el mango, fresas, plátano o frambuesas. Además de comer avena conseguirás disfrutar de todos sus aportes.
  • En el caso de que te guste tomarte los cereales con leche siempre puedes echarle un poco de avena al tazón. Conseguirás disfrutar de todos sus aportes, sobre todo porque se trata de un alimento con gran contenido en fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal y los niveles de colesterol de la sangre.
  • Si pese a todas nuestras recomendaciones aún no consigues comer con ganas la avena te presentamos otra opción, que consiste en mezclar en una licuadora cinco claras de huevos, media taza de avena, un plátano o una manzana y canela. A continuación cocinaremos las panquecas en una sarten con cuidado de que no se peguen. Será sin lugar a dudas, un desayuno delicioso.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias