Golfo por partida triple

Golfo por partida triple

OKDIARIO ha publicado desde 2015 numerosas pruebas que muestran que el ex alcalde convergente de Barcelona Xavier Trias habría ocultado durante años una cuenta en Suiza, que llegó a alcanzar un saldo próximo a los 13 millones de euros. Este diario desveló en noviembre de 2016 el informe de la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción, UDEF-BLA, según el cual Trias habría transferido a Andorra los 12,9 millones de euros que tenía depositados en la cuenta 7651162-3445.954 de la Union de Banques Suisses (UBS) de la que era titular en Ginebra. Y meses antes, OKDIARIO ya había difundido los documentos que mostraban a Xavier Trias i Vidal de Llobatera como titular de la misma cuenta.

Cuando el diario El Mundo publicó las primeras informaciones sobre las cuentas de Trias en Suiza, el entonces alcalde negó los hechos una y otra vez. Llegó a esgrimir un "desmentido" de la Union de Banques Suisses (UBS), en el que ni siquiera aparecía escrito correctamente su nombre. El político convergente fue más lejos y tuvo la desfachatez de querellarse contra los periodistas del diario El Mundo que habían destapado estos hechos. Buena parte de los medios de comunicación le aplaudieron. El periodista Jordi Évole llegó a dirigir un programa de desagravio al político corrupto, en el que identificaba a los periodistas de El Mundo como "la máquina del fango". Ahora sabemos que el fango era Évole.

La Sexta ha emitido este domingo una información exclusiva que confirma las informaciones publicadas primero por El Mundo y luego por OKDIARIO: durante casi 14 años, que abarcan casi toda su carrera política, Xavier Trias ocultó fondos en Suiza a través de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes, de la que era socio junto a sus once hermanos y sus padres. Ha resultado especialmente patética la imagen de un Xavier Trias que, titubeando, al tener ante sí los documentos ha alegado desconocimiento y ni siquiera se ha atrevido a negar la existencia de su cuenta en Suiza. En lugar de ello, ha optado por apuntar a uno de sus hermanos, ya fallecido.

De este modo, Xavier Trias se ha convertido en un golfo por partida triple. En primer lugar, por ocultar dinero en Suiza para evadirse de sus obligaciones con Hacienda. En segundo lugar, por manejar estos fondos a través otro paraíso fiscal, las Islas Vírgenes Británicas, como ha desvelado ahora La Sexta. Y en tercer lugar, por haber tenido la desfachatez de querellarse contra los periodistas de El Mundo Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, por haber publicado unos hechos que, tal como ha quedado confirmado, eran ciertos.

Todo esto demuestra que el proceso de independencia de Cataluña ha sido una operación orquestada desde el poder por un puñado de políticos corruptos, encabezados por la familia Pujol y seguidos por personajes como Xavier Trias, en un intento desesperado por huir de la Justicia española.

No lo conseguirán. La investigación desarrollada por la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional ha conducido a la cárcel a Jordi Pujol Ferrusola y ha acorralado al resto de miembros del clan que reinó durante más de dos décadas en Cataluña, enriqueciéndose y moviendo por distintos paraísos fiscales las cifras millonarias obtenidas con el cobro de comisiones ilegales y el fraude a la Hacienda pública. Ante la existencia de pruebas concluyentes, la Fiscalía Anticorrupción debe actuar ahora contra el portavoz del PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, quien se suma a la larga lista de políticos corruptos que han intentado buscar su tabla de salvación en el proceso de independencia de Cataluña.

Lo último en Opinión