La expulsión de Sánchez bien vale un voto a la derechorra

Esta es una carta abierta a la derecha española, vamos a ver si por una vez coincidimos. Si lo importante, lo importante es expulsar del poder al inquilino de La Moncloa, Pedro Sánchez, nos tendremos que poner de acuerdo. ¿Por qué lo tenemos que expulsar? Porque no se trata de cambiar un partido por otro, se trata de recuperar España, de que esta España rota que nos ha dejado este personaje no se vuelva a repetir y alargar en el tiempo. Si nos ponemos de acuerdo en eso, nos tendremos que poner de acuerdo en cosas que, a mi juicio, parecen cosas menos importantes como, por ejemplo, cómo hacerlo.

Este mismo miércoles se montó un auténtico follón cuando el señor Casado dijo que, evidentemente, el partido que, al parecer, va a tener menos votos y menos escaños en circunscripciones municipales, no se presente a las elecciones y preste sus votos con todas las condiciones que sean al PP. Formación que, al parecer, insisto, según las encuestas, va a ser el partido mayoritario. Si se hace eso, lo más probable es que el inquilino de La Moncloa tenga que abandonar el día 29 de abril el palacio presidencial y convertirse nuevamente en un usuario normal de una vivienda normal.

Sánchez está abusando del poder y está haciendo cosas que nunca se habían visto en España. No se trata del voto útil, se trata del voto imprescindible. La derecha siempre es una derecha que se avecina y que, siempre, parece una derecha torpe. Es lo que yo llamo una derechorra. Que no se repita más porque, de lo contrario, es tener siempre en el poder a un partido, a un Gobierno y, desde luego, a un presidente que va destruir España y que no va a apearse de pactar con los secesionistas y proetarras.

Últimas noticias