Mundo

Calentamiento global: los castores están destruyendo el Ártico

El calentamiento está derritiendo el hielo del Ártico

Calentamiento global: los castores están destruyendo el Ártico
Castores

Por increíble que pueda resultar, los castores se han convertido en uno de los peores enemigos del Ártico. ¿La razón? Estos animales están creando una red de presas, estanques y canales que convierten esta zona en una gran «esponja» que acentúa en gran medida los efectos del calentamiento global.

En la península de Baldwin, en Alaska, los castores son los responsables del deshielo regional del permafrost, lo que está provocando que en Siberia se registran temperaturas de más de 30 grados.

El proceso funciona de la siguiente manera. En primer lugar, los castores construyen una presa, de tal forma que el agua del estanque se hace más profunda y acaba inundando la tundra, que absorbe más calor que el permafrost. La retención de agua provoca el retraso en la congelación, lo que tiene un impacto muy negativo en el Ártico, tanto en su fauna como en su flora silvestre. Los expertos explican que el impacto que estos roedores tienen es como si se golpeara un martillo gigante contra el hielo.

En las últimas dos décadas el número de represas se ha incrementado de 2 a 98, algo lógico teniendo en cuenta que en las zonas del Ártico de tierras bajas el 80% de las cuencas están «inundadas» de castores.

Merrit Turetsky, investigadora de Permafrost y directora de INSTAAR, explica que por el momento no está claro cómo los castores pueden afectar a los ciclos de carbono a nivel global, así que es importante estar muy alerta. Y recuerda que el deshielo de los glaciares y las capas de hielo, y un derretimiento masivo de permafrost podría favorecer la liberación de gases de efecto invernadero.

Lo último en Noticias

Últimas noticias