Animales

Las mascotas que son más fáciles de cuidar: TOP 5

El hámster es una de ellas

Las mascotas que son más fáciles de cuidar: TOP 5
Hámster

Los animales de compañía no son ningún juguete, de forma que adoptarlos conlleva una gran responsabilidad. Todos necesitan una serie de cuidados, así como mucho amor y cariño, para gozar de una buena salud y vivir felices. Ahora bien, hay algunas mascotas que son más fáciles de cuidar que otras.

Conejo

Cada vez son más las personas que se animan a tener un conejo en casa. Es un animal muy inteligente y sociable, y es importante entender desde el primer momento que no es un peluche. La jaula debe ser lo suficientemente amplia y estar situada lejos del sol directo y de corrientes de aire. En lo que respecta a la alimentación, puede comer frutas y verduras, aunque la base de su dieta es el heno.

Hámster

El hámster es una mascota estupenda porque sus cuidados son sencillos y, además, tiene un carácter muy juguetón y cariñoso. No hay que sacarlo a pasear, aunque sí conviene sacarlo de la jaula para que juguete y corretee por la casa. Por supuesto, tiene que estar siempre vigilado para que no se escape. Lo más importante es que tenga siempre comida y agua disponible.

Tortuga acuática

La tortuga acuática es un animal de sangre fría, de forma que necesita que su hábitat sea lo más similar a su zona de origen. Hay que tenerla en un recinto grande, de entre 10 y 15 litros de capacidad, con rampas para que pueda salir a una superficie firme. El agua de la tortuguera hay que cambiarla dos veces por semana. Su alimentación se basa en los sticks adaptados a su edad.

Cobaya

La cobaya es una de las mascotas más fáciles de cuidar. Hay que ofrecerle espacio y mucha tranquilidad, con una jaula adaptada a sus necesidades y a su tamaño. Una de las cosas más importantes es que este animal es muy sensible al frío, de modo que la temperatura debe ser de entre 18 y 24 grados centígrados. Hay que seguir una rutina de cepillado muy específica.

Chinchilla

Y, por último, la chinchilla. Se trata de un roedor muy pacífico y sociable, sobre todo cuando coge confianza. La jaula debe tener un comedero, un bebedero y varios juguetes y cuerdas. La limpieza completa de la jaula conviene hacerla una vez a la semana. En lo relativo a la alimentación, la chinchilla es herbívora y necesita comer 25 gramos de pienso al día. También se le puede dar alfalfa porque le gusta mucho.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias