Perros

Cómo proteger en verano las almohadillas de tu perro

Cómo proteger en verano las almohadillas de tu perro
Consejos para proteger en verano las almohadillas de tu perro

Con la llegada de las altas temperaturas, el suelo de las calles quema y las almohadillas de tu perro son un área muy sensible. ¿Cuáles son los cuidados que necesita tu mascota?

Las almohadillas de tu perro constituyen una de las partes más sensibles e importantes de su cuerpo. Muchas personas dan por sentado que las mismas son capaces de resistir temperaturas muy altas. Sin embargo, estas pequeñas bases para tu mascota pueden sufrir quemaduras y generar mucho dolor e incomodidad. Con unas medidas muy sencillas y básicas es posible cuidar esta área tan sensible del animal.

Consejos para cuidar las almohadillas de tu perro

1.No salir con temperaturas muy altas

En los días más calurosos del verano es posible que la temperatura llegue hasta los 70 grados centígrados. Lo mismo ocurre con la arena de la playa. Es por ello que una recomendación muy básica es no salir a pasear con el perro en las horas más calurosas del día; una buena opción es hacerlo muy temprano en la mañana o al final de la tarde.

2.Pasear por jardines y parques

En vez de pasear por las calles de la ciudad, es preferible llevar al perro hasta algún bonito parque o jardín, jugar con él allí y dejarlo correr libremente. Los jardines no absorben tanto el calor, por lo que son zonas mucho más frescas y cómodas para que el can pueda caminar sin ningún tipo de molestia.

3.Botas para almohadillas

Hoy en día existen una gran cantidad de botas para que el perro pueda caminar por la ciudad sin sentir el calor directamente. Estas botas pueden usarse de forma ocasional pero de forma regular, ya que las almohadillas pueden endurecerse y ser perjudicial para el animal. Además, no es muy cómodo para ellos utilizar este tipo de accesorio.

4.Cremas para las almohadillas

En tiendas especializadas para mascotas hay una gran variedad de cremas hidratantes para las almohadillas. Las mismas están especialmente formuladas para esta área del cuerpo de los perros y les permite mantener esta elasticidad propia de la zona, así como también aliviar posibles quemaduras.almohadillas de tu perro

5.Limpieza

La limpieza es clave para mantener las almohadillas del perro saludables. Después de cada paseo es importante limpiar sus patitas, ya que el sucio de la calle, arena y polvo acumulado puede agrietarles esta área tan sensible.

6.Hidratación

Es muy importante mantener al perro bien hidratado en todo momento, pero muy especialmente en el verano. Es recomendable llevarle agua a sus paseos tanto para que la ingiera como también para mojarlo si hace mucho calor.

Con estos sencillos consejos será muy fácil proteger las almohadillas de tu perro en el verano. Es importante recordar que es un área muy sensible que puede quemarse y agrietarse con facilidad. Y tú, ¿cómo proteges las almohadillas de tu can?

Lo último en Mascotas