Gatos

6 tips para cuidar a un gato neonato huérfano

Cuidar a un gato neonato huérfano
Consejos para cuidar a un gato neonato huérfano

¿Qué tipo de precauciones y acciones se deben llevar a cabo con un gato neonato? Aquí te contamos algunas pautas importantes a seguir.

Lo ideal para cualquier mamífero es iniciar la vida al lado de su madre. Lamentablemente, muchas crías quedan abandonadas apenas a días o hasta horas de su llegada al mundo. Las causas pueden ser varias, como un gran estrés en la madre o, mucho más trágico, que esta haya muerto. En cualquier caso, encontrarse con un gatito neonato huérfano es la oportunidad de salvar su vida. Son animales extremadamente frágiles que dependerán durante los primeros dos meses al 100% de sus benefactores para sobrevivir.

No es una labor sencilla. Sin embargo, tener éxito en esta empresa será altamente gratificante. Principalmente para todas aquellas personas que disfrutan compartir buenos momentos con felinos domésticos. Es una oportunidad de establecer lazos afectivos con una mascota que se mostrará eternamente agradecida.

Los cuidados básicos de un gato neonato huérfano

Los mininos nacen ciegos, sordos e incapaces de regular su temperatura corporal. Tampoco pueden cumplir con sus necesidades fisiológicas por sí solos. Para todo lo anterior necesitan de la ayuda de la madre.

La primera opción para quienes cobijen en el seno de su familia a un gato neonato huérfano, es tratar de conseguir por todos los medios una hembra nodriza. Ellas sabrán qué hacer para mantener a los pequeños cachorros calientes, sin riesgos de que sufran cuadros de hipotermia. También se asegurarán de alimentarlos.

Dentro del menú no se debe incluir leche de vaca. Además de no ofrecerles ninguno de los nutrientes que necesitan, puede ocasionarles diarrea. Lo mejor es adquirir en tiendas de mascotas fórmulas especiales para gatitos lactantes y seguir las instrucciones del empaque. Una vez que alcanzan los primeros 30 días de vida, ya se les puede suministrar una papilla hecha con pienso.Cuidados de un gato neonato huérfano

Higiene 

En condiciones normales, las gatas estimulan a sus cachorritos con su lengua para que puedan orinar y defecar. Por lo que es necesario masajear suavemente la barriguita y zona perianal; un proceso que debe hacerse después de cada comida. Como último paso, se les debe limpiar con toallitas húmedas. Después que cumplen el mes de nacidos, ya están listos para usar las cajas de arena y cumplir con estas tareas sin auxilio de terceros.

Por supuesto que para afrontar esta misión hay que contar con la ayuda de un médico veterinario. Así mismo, se debe tener plena conciencia de que las estadísticas juegan en contra. Y cuanto más pequeño sea el ejemplar rescatado, sus probabilidades serán menores. Pero vale la pena intentarlo.

Temas

Lo último en Mascotas