MÁS MADRID

Mónica García se abraza a Yolanda Díaz pero reniega en su libro de la «política sin partidos»

Mónica García Yolanda Díaz
Mónica García y Yolanda Díaz.

En los últimos tiempos, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la líder de Más Madrid, Mónica García, se han prodigado en actos juntas donde no han escatimado en efusivas muestras de cariño. Sin embargo, ese acercamiento físico no parece, a la luz del nuevo libro de García Política sin anestesia (Plaza & Janes Editores, 2022), que vaya a traducirse en un acercamiento político.

El mismo día en el que se daba a conocer que el «proceso de escucha» de Yolanda Díaz se va a materializar en forma de una asociación llamada «Sumar», la vicepresidente se abrazaba a la líder de la filial autonómica del partido de Íñigo Errejón en la presentación de su libro. Una obra en la que García reconoce que para ella la política sin partidos políticos «carece de sentido».

Una revelación que choca frontalmente con la idea de hacer política de Yolanda Díaz, empeñada en «sumar» fuerzas que trasciendan a los partidos políticos para concurrir a las próximas elecciones generales.

«Pasado el 15M, me he encontrado a mucha gente que defiende que la política vale, pero los partidos políticos no. Para mí es como decir que el fútbol sí, pero que los equipos de fútbol no. Carece sentido. Es cierto que de los partidos políticos depende trasladar sus valores a su propio funcionamiento interno como primer filtro, pero de ahí a eliminarlos de la ecuación democrática hay un trecho», escribe Mónica García en el primer capítulo de su libro, que arranca con una cita de Franco.

García, a quien le gusta autodenominarse como «médica, madre y mujer», reconoce que «los partidos políticos son complejos, como lo es la propia política» y también son, agrega, «la sociedad y la democracia misma».

«Como escribe Daniel Innerarity en su libro Una teoría de la democracia completa, ‘la principal amenaza de la democracia no es la violencia ni la corrupción o la ineficacia, sino la simplicidad’. Frases que se escuchan con frecuencia, como ‘a mí no me gusta la política’, ‘soy apolítico’ o ‘todos los políticos son iguales’ son un síntoma de esa simplicidad que amenaza la comprensión de por qué la política no solo es más necesaria que nunca, sino un tesoro a salvaguardar», ahonda.

A lo largo de su libro, García se esfuerza en demostrar que todo es política y reitera que a ella le gusta la «política de lo cotidiano», frente a la «crispación» y los «insultos» que, a su juicio, son la tónica general a día de hoy en la política madrileña.

Además, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, que hasta el mes que viene que cogerá una excedencia compagina su trabajo parlamentario con el de anestesista en el Hospital 12 de Octubre, gusta de buscar símiles a lo largo del libro entre la medicina y la política, las dos esferas de su vida.

Coalición en Madrid

Desde Podemos Madrid no disimulan su desesperación de cara a los próximos comicios en mayo de 2023 y, aunque Mónica García ha cerrado la puerta a concurrir en coalición con la formación morada en un «frente amplio» estilo el proyecto de Yolanda Díaz, la portavoz en la Asamblea de Madrid, Carolina Alonso, insiste sin pudor ante la debacle de su partido.

«Sumar, sumar, sumar es lo que necesitamos en la Comunidad de Madrid. Necesitamos sumar todas nuestras fuerzas e inteligencia para batir a Ayuso en las próximas elecciones», ha lanzado este jueves en un intento más de seducir a Más Madrid, un partido cuyas siglas están cada vez más consolidadas y que crece en las encuestas y al que, a priori, no parece interesarle tener nada que ver con los morados ni con la «política sin partidos».

Lo último en España

Últimas noticias