OPERACIÓN VOLOH: LAS CONVERSACIONES DEL MÓVIL DE LA MANO DERECHA DE PUIGDEMONT

La Guardia Civil sospecha que el entorno de Puigdemont cobró por mediar en un negocio con petróleo ruso

Puigdemont, Alay y el famoso recibo justificante del ingreso de una empresa china.
Puigdemont, Alay y el famoso recibo justificante del ingreso de una empresa china.

En el informe elaborado por la Guardia Civil de Cataluña y entregado al Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, que investiga el presunto uso de fondos públicos por parte de los independentistas catalanes para actividades privadas, los investigadores de la Benemérita consiguieron un documento compartido vía whatsapp por Alexander Dmitrenko, el empresario ruso señalado como espía por el Ministerio de Justicia, con Josep Lluís Alay Rodríguez, mano derecha de Puigdemont en el exilio, que ha resultado abrir una nueva vía de investigación. Se trataría de una factura por un importe de 295.000 dólares recibida por Dmitrenko en una cuenta procedente de una empresa china, Gulf Energy, por la supuesta venta de petróleo ruso a los chinos.

La cuestión es que ahora los investigadores tratan de averiguar por qué alguien comparte vía mensaje de móvil una factura y por qué se felicita a «todos nosotros» y habla de un «primer gran paso» por el cobro de este dinero como garantía. La Guardia Civil escribe que «sobre el asunto con los chinos, Alexander le comenta (a Alay) que ha recibido 295.000 dólares como pago de garantía, le envía una copia de ese ingreso. El hecho del interés de Alay en ese tema y por cómo se desarrollan los comentarios al respecto, no se descarta una participación de personas próximas al entorno de Puigdemont en esa operativa».

El justificante de ingreso del banco de la empresa china.
El justificante de ingreso del banco de la empresa china.

El primer mensaje al que se refieren los investigadores es enviado el 20 de julio de 2020 desde el móvil de Dmitrenko al de Alay: «Josep, no te lo vas a creer. Han llegado los 295.000 dólares a Rusia. El pago de garantía está efectuado. Gulf ha hecho lo que he firmado con ellos. Dales saludos a todos. Felicidades a todos nosotros. Primer gran paso hecho». Le contesta Alay: «Muy importante. Ya hablaré directamente con el presidente tema Cámara y Energía».

Tres días más tarde es Alay quien pregunta: «¿Todo bien con los chinos?» a lo que Dmitrenko responde: «Esperando a que se haga el primer barco. De momento todo bien (…). Esto sí que es un pago». Además, según los investigadores, «Alexander le remite un enlace con unos correos que se adjuntan en el CD, que recoge la intermediación de éste en un negocio de venta de petróleo ruso a China. En este grupo de correos parece que interviene Artem Lukoyanov, el hijo adoptivo de Vladislav Surkov, del que más tarde aparece en un artículo periodístico relacionado con Dmitrenko».

Conversaciones investigadas por la Guardia Civil.
Conversaciones investigadas por la Guardia Civil.

Josep Lluís Alay RodríguezDmitrenko intercambian mensajes acerca de sus relaciones con importantes e influyentes personajes de la política rusa como Eugeni Primakov, jefe de la Agencia Federal para la Comunidad de Estados Independientes, y Artem Lukanov, un joven estudiante e hijo adoptivo de Vladislav Surkov, antiguo viceprimer ministro de la Federación Rusa.

Todo el documento que estos días está revelando OKDIARIO hacen referencia únicamente a los mensajes de Josep Lluís Alay Rodríguez, profesor de Historia y «mano derecha» de Puigdemont en Waterloo tras su huida de España antes de ser detenido por la organización del procés que los guardias civiles lograron volcar desde el iPhone 8 de Alay, detenido en marzo de 2018 acusado de un delito de encubrimiento por ayudar, supuestamente, a Puigdemont en su fuga. Ahora está investigado por malversación, uso de dinero público para «actividades ilegales independentistas».

Ese documento, de 70 páginas, arroja datos importantes como la relación del ex president de la Generalitat y el resto de independentistas catalanes con ciudadanos rusos. La Guardia Civil señala como importante una conversación entre Joan Canadell, diputado y ex presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y Alay, que es transmitida por el segundo al supuesto espía ruso sobre su nombramiento como embajador de ésta: «Hablan de tener una tarjeta de visitas, Alay le dice que ha dicho (a Canadell) que tu trabajo en el tema energético con Rusia era estratégico». Será el juez Joaquín Aguirre quien tendrá que determinar ahora si es necesario indagar más en el cobro de esa garantía o es un asunto que no merece la pena investigar.

Lo último en Investigación

Últimas noticias