Los separatistas se apoyan en islamistas radicales para ampliar su base social entre los inmigrantes

ANC
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, junto a los líderes de ANC, Agustí Alcoberro, y Òmnium, Marcel Mauri.
Comentar

Los independentistas catalanes y los Comunes de Ada Colau se han apoyado en islamistas radicales para intentar ampliar su base electoral entre la población inmigrante. Un juego peligroso que ha puesto recursos públicos en manos de asociaciones dedicadas a lanzar mensajes radicales, bajo la coartada de luchar contra la islamofobia.

El aula magna de la Universidad de Barcelona acogió en febrero de 2015 las jornadas Stop Islamofobia, organizadas por la asociación Unidad contra el Fascismo y el Racismo. Entre los principales invitados se encontraban el ex imán de las mezquitas de Badalona y Santa Coloma de Gramanet Taoufik Cheddadi y el entonces diputado de la CUP Benet Salellas.

El primero, Taoufik Cheddadi, ha sido detenido en dos ocasiones por sus vínculos con el yihadismo. En junio de 2005, quedó en libertad sin cargos tras ser detenido durante una operación policial desarrollada en torno a una librería islamista de Santa Coloma. Dos años después, en mayo de 2007, fue detenido de nuevo en una operación de la Policía contra el yihdismo radical, desarrollada en Badalona, en Barcelona, Santa Coloma de Gramenet, Igualada y Mataró.

Salellas, el abogado de los yihadistas

En la actualidad, Cheddadi es imán en una mezquita de Getafe (Madrid). A través de las redes sociales, ha mostrado su apoyo a personalidades como el líder espiritual de los Hermanos Musulmanes Yusuf Qaradawi, sostenido por Qatar, quien tiene prohibida su entrada en Estados Unidos y el Reino Unido por defender públicamente los atentados suicidas, la Yihad contra el pueblo judío de Israel y la lapidación de homosexuales.

En cuanto al ex diputado de la CUP Benet Salellas, como abogado ha defendido a miembros de varias redes de terrorismo yihadista. Entre ellos, el ex imán de Vilanova i la Geltrú Mohammed Samadi, quien fue detenido por la Guardia Civil en la Operación Chacal, en la que también fue investigado el imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty, que luego se convertiría en el cerebro de los atentados de Las Ramblas y Cambrils.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha gastado 100.000 euros en la elaboración de un Plan contra la Islamofobia. En esta tarea, contó con la coaboración de Mustapha Aoulad Sellam como asesor externo, quien durante los últimos cuatro años ha sido coordinador de distrito del Ayuntamiento de Badalona con un sueldo de 40.000 euros, bajo la Alcaldía de la independentista Dolors Sabater (candidata de los Comunes).

Podemos contra la islamofobia

El asesor de Colau preside la asociación Stop als Fenòmens Islamòfobs a Catalunya (SAFI) y, a través de las redes sociales, muestra su apoyo a personalidades como el ex imán de Salt (Gerona) Mohamed Attaouil, al que la Policía ordenó expulsar de España el pasado mes de septiembre por sus actividades de adoctrinamiento salafista. Attaouil ha sido vicepresidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña.

Otro de los asesores de Colau en este terreno ha sido el candidato de Podemos y fundador de la asociación Musulmanes contra la Islamofobia Ibrahim Pérez. Como ha informado OKDIARIO, bajo el pretexto de luchas contra la islamofobia Ibrahim Pérez se dedica a lanzar en las redes mensajes de odio contra los españoles y contra los católicos, como el siguiente: “Sí, españoles, muchos españoles. La vuestra, esa España rancia de católicos que encubren a pederastas“. O bien: “Sí, la confesión, ese instrumento para encubrir a los pederastas. Qué mierda de religión”.

Últimas noticias