ENTREVISTA

El senador boliviano que destapó los pagos de 1,8 millones a la consultora ligada a Podemos: «Hubo malversación de fondos»

Óscar Ortiz (Santa Cruz de la Sierra, 1969) es senador de Unidad Demócrata y presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Senadores. Hace tan sólo unos días asumió la jefatura de campaña de ‘Juntos’, la coalición política que encabeza la actual presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez.

El senador Ortiz ha recibido a OKDIARIO en su despacho del Senado para detallar su investigación sobre Neurona Consulting, la consultora mexicana que ha realizado campañas políticas para Podemos tras recibir del régimen de Evo Morales 1,8 millones de dólares en varios contratos públicos adjudicados ‘a dedo’.

PREGUNTA: ¿Cómo descubrió los pagos millonarios a la consultora política vinculada al partido de Pablo Iglesias?

RESPUESTA: Como senador que se caracterizó por investigar casos de corrupción vinculados al Gobierno de Evo Morales y el MAS, recibiendo información de distintas personas que me alertaron del favorecimiento a una empresa de origen mexicana, a la cual se habían adjudicado contratos de manera directa. Comenzamos a investigar, a realizar peticiones de informe escrito al Ministerio de Comunicación, que tenía la obligación de respondernos, pero que no nos respondía.

Finalmente, con alguna información adicional que fuimos recibiendo, identificamos en el Sistema de Contrataciones Estatales (SICOES) una serie de contratos que evidenciaban que a una empresa recientemente constituida en México, cuyos socios son unos jóvenes que habían llegado como activistas para apoyar la campaña de Evo Morales en 2014 y que se habían quedado en Bolivia trabajando. Pues bien, se les adjudicaron varios contratos sin licitación. De acuerdo a las normas bolivianas no se debe contratar a empresas del exterior cuando existe la capacidad de proveer esos servicios a nivel nacional.

Todos los trabajos eran la producción de piezas publicitarias que perfectamente se podían haber hecho en nuestro país. Una de ellas, por ejemplo, consistía en promover la campaña ‘Mar para Bolivia’. Obviamente, era muy llamativo que se le diera a un grupo de mexicanos cuando es algo muy sentido en Bolivia, para resolver con Chile este tema.

El otro tema que también descubrimos fue que las adjudicaciones eras directas con un solo invitado, cuando lo normal es que se invite a dos o tres empresas y que se haga competencia entre ellas. Aquí eran ellos solos los invitados. Con esto se evidencia un favorecimiento muy claro a Neurona Consulting.

P: ¿De cuántos contratos se trata y qué importe tienen?

R: En marzo de 2019 presentamos un informe con siete contratos por 12.461 bolivianos (al cambio, 1,8 millones de euros, aproximadamente). Es una cifra importante para una empresa que fue recientemente constituida, que tenía su domicilio en México en un inmueble donde había domiciliadas otras muchas sociedades. Además, cuando entramos al registro de empresas de México descubrimos que la compañía no tenía ninguna especialidad particular, tenía un objeto social amplio.

Por lo tanto, yo denuncié que lo que querían era aprovecharse del contacto que mantenían con el Gobierno de Evo Morales para que le fueran dando contratos desde distintos ministerios. Se trataba de una operación clara de malversación de recursos estatales para favorecer a una empresa afín a ese régimen.

P: Tres meses después de la adjudicación de estos contratos, Neurona Consulting se trasladó a España y comenzó a realizar campañas políticas para Podemos. ¿Se ha podido financiar la formación de Pablo Iglesias con el dinero que el régimen de Evo Morales otorgó a Neurona en forma de contratos?

R: Después de que realizáramos la denuncia y se generara la polémica aquí en Bolivia, hay una declaración de César Hernández donde señala que los recursos que se le pagaron en Bolivia habían sido utilizados para apoyar campañas electorales de partidos progresistas. No menciona en particular a Podemos, pero él sí lo afirma así. Esto es algo público.

P: ¿Cómo valora que Pablo Iglesias, que se ha declarado admirador de las políticas de Evo Morales, ostente en la actualidad la Vicepresidencia del Gobierno de España?

R: Que sea admirador de las políticas de Evo Morales refleja una doble moral de Pablo Iglesias. Pero no sólo de él, también de otros políticos españoles y europeos. Estoy seguro de que ellos no aceptarían para sus naciones las políticas autoritarias, las vulneraciones a la Constitución, los atropellos al sistema democrático, y sobre todo las gravísimas violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante los 14 años que Evo Morales estuvo en el poder.

Se podría decir que la solidaridad, el tema social… Realmente, Bolivia no avanzó en salud, educación, vivienda. Durante los 14 años de Evo Morales se priorizó la construcción de obras y creación de empresas públicas que hoy todas dan pérdidas y están causando perjuicios al pueblo boliviano, al que han dejado endeudado. Estos contratos eran adjudicados sin licitación, sin transparencia, sin competencia. Todo a empresas vinculadas al régimen. Neurona es sólo un ejemplo, pero ha habido más, como por ejemplo el caso de Gabriela Zapata, pareja durante algunos años de Evo Morales.

Esta mujer se convirtió en relaciones públicas de la empresa china CAMC, a la que el Gobierno de Evo Morales adjudicó contratos públicos por valor de casi 600 millones de dólares, por la vía directa. Esto demuestra cómo se manejó y cómo desde el Gobierno favoreció políticas que generaban condiciones propicias para la corrupción. Por eso yo me pregunto: ¿Qué tipo de políticas admiraban? ¿Las violaciones a la democracia? ¿A los derechos humanos? ¿El desconocimiento de la Constitución? ¿La búsqueda de la perpetuación indefinida en el poder? ¿O el abandono de los sectores más desfavorecidos? Nos llama la atención que haya políticos en otras naciones que para sus propias sociedades no aceptarían lo que se hacía en Bolivia, pero sin embargo lo promovían a nivel internacional.

Lo último en Internacional

Últimas noticias