Olga Misik: la chica de 17 años que se enfrenta a los antidisturbios de Putin leyendo la Constitución

Olga Misik tiene sólo 17 años, acaba de terminar el colegio en Voskresensk –al sur de Moscú–, sin embargo, se ha convertido en un icono de libertad que dará la vuelta al mundo por la valentía que ha mostrado al enfrentarse a las tropas antidisturbios de Vladimir Putin, conocidos como ‘Omon’. La joven, curiosamente, sólo tenía un arma en las manos: la Constitución rusa, aquella que lanzó Boris Yeltsin –el primer presidente de la Rusia postsoviética–. El mismo texto que garantiza la armonía y la cohesión social de cualquier sociedad que presume de ser moderna y occidental y sobre el que Putin ha jurado todos sus mandatos.

Misik se sentó frente a las tropas en una manifestación el pasado sábado y comenzó a leer el pequeño ejemplar de la Constitución que llevaba en las manos. Sin prisa, siendo grabada con móviles como si de una de osada ‘performance‘ se tratara. Pero no, no era ninguna acción artística con la que zarandear la consciencia para ser recogida en los anales del arte, sino una realidad.

La prensa extranjera, aquella que ha recogido los hechos, relata que Misik comenzó a recitar los artículos de espaldas a los agentes y éstos, sorprendidos, se quedaron sin palabras y sin saber cómo debían comportarse ante la acción de la joven. No obstante, finalmente Misik fue sacada de las protestas por la fuerza por parte de las autoridades rusas. 

La manifestación tenía el fin de protestar contra la exclusión de candidatos independientes en las próximas elecciones municipales del 8 de septiembre. "Queremos una Rusia libre en la que no se realicen acciones ilegales. Nadie debería temer a la policía ni a los tribunales ", decía Misik a través de las redes sociales. Además, señalaba la joven que la Constitución "no debe parecer una colección de chistes y el programa del gobierno no debe tomarse de las novelas de George Orwell".

Misik, uno de los iconos que representa a la juventud descontenta en Rusia, volverá este viernes a llevar la Constitución a las calles rusas para protestar por las pocas garantías constitucionales que, según ella, se dan en el país gobernado por Putin. Misik se ha convertido en el símbolo de la valentía civilizada en su país, por ello, no sería descabellado apodar a Misik como ‘La niña sin miedo de Rusia’, emulando el título de la estatua de la niña frente al toro de Wall Street.

Lo último en Internacional

Últimas noticias