Biden: «No hay nada que podamos hacer para cambiar la evolución de la pandemia en los próximos meses»

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha sorprendido en un discurso con una impactante declaración acerca del coronavirus. «No hay nada que podamos hacer para cambiar la evolución de la pandemia en los próximos meses», ha dicho dirigiéndose al pueblo estadounidense.

Biden acaba de aterrizar en la Casa Blanca. Y en poco menos de una semana ya ha dejado claro que no va a poder hacer nada para frenar la pandemia. El nuevo presidente estadounidense ha pintado un panorama negro, muy negro tanto en lo que se refiere a la parte asistencial, como en lo tocante a la economía.

«Hemos tenido 400.000 muertes y se espera que alcancen las 600.000», dijo Biden en una comparecencia el pasado viernes antes de firmar dos nuevas órdenes ejecutivas. Lo que ha dejado claro es que la situación, antes de mejorar, todavía va a empeorar. De ahí que ya haya dejado claro que «no hay nada que podamos hacer para cambiar la evolución de la pandemia en los próximos meses». Estas sorprendentes declaraciones llegan después de que entre las primeras medidas tomadas por el nuevo inquilino de la Casa Blanca figuren algunas relativas a la lucha contra el coronavirus, como obligar al uso de las mascarillas en edificios federales.

Una prueba de Covid y cuarentena al llegar a Estados Unidos. Esos serán los requisitos para todo aquel que quiera viajar a Estados Unidos desde el extranjero, según ha anunciado este jueves  el presidente Joe Biden tras su primer día completo en el cargo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha presentado este jueves su plan para abordar la pandemia del coronavirus en la nación norteamericana, subrayando que «la ayuda está en camino». «La situación empeorará antes de mejorar», advirtió Biden, alertando de que Estados Unidos podría superar las 500.000 muertes a causa del virus el mes que viene.

En su primer día completo en la Presidencia estadounidense, Biden también ha firmado otra batería de órdenes ejecutivas vinculadas a la lucha contra la pandemia, una de sus prioridades que marca distancia con la estrategia adoptada por su predecesor, Donald Trump, para enfrentarse a la COVID-19.

Según ha explicado en rueda de prensa, su estrategia se ha creado para contrarrestar el «fracaso» de la administración Trump y actuar con «la urgencia, el enfoque y la coordinación» que Estados Unidos «necesita».

«Nos llevará meses cambiar las cosas», ha reconocido, antes de asegurar que, no obstante, el país «saldrá de esto». «Derrotaremos esta pandemia. Y para una nación que espera acción (…) la ayuda está en camino», ha agregado.

Entre las medidas adoptadas por Biden, avanzadas durante su campaña electoral, destacan el aumento de los suministros para vacunación, pruebas y equipos de protección personal o el impulso al desarrollo de terapias para tratar la COVID-19, según ha informado la cadena de televisión CNN.

También ha firmado una orden ejecutiva destinada a mejorar la recopilación, producción, intercambio y análisis de datos sobre el virus en Estados Unidos y ha pedido a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) que publique una guía clara sobre la COVID-19 y decida si establecer estándares temporales de emergencia, entre otras cosas.

Asimismo, ha firmado órdenes ejecutivas para mantener a los trabajadores seguros de la pandemia, ampliar el acceso a los cuidados y tratamientos contra el virus y para promover que los viajes hacia Estados Unidos sean seguros.

Según ha defendido, otro de los objetivos «prioritarios» de la estrategia de su Administración contra la pandemia es restaurar la «confianza pública» de la ciudadanía estadounidense.

Lo último en Internacional

Últimas noticias