El incendio en un estudio de animación en Japón fue causado en represalia por un presunto plagio

El hombre que provocó un incendio en un estudio de animación de Kioto (Japón) habría planeado el ‘ataque’ en represalia por un presunto plagio.

Según ha explicado una testigo, el hombre, de 41 años de edad, parecía "enfadado y gritó algo sobre cómo le habían plagiado" cuando se dispuso a verter en el interior del edificio un líquido inflamable que se cree que sería gasolina. Al parecer, el sospecho, todavía por identificar, habría gritado: "¡Morid!" antes de rociar la entrada de la sede del estudio Kyoto Animation sobre las 10.30 (hora local) del jueves, según han informado varios medios locales.

Cerca del sitio se encontraron dos latas de gasolina, una mochila y un carrito además de cinco cuchillos largos colocados en el suelo frente del edificio de tres pisos.

Las autoridades han confirmado el balance de 33 muertos y 36 heridos rescatados con vida por los servicios de emergencia y los bomberos, que tardaron casi cinco horas en apagar las llamas, en lo que ha resultado ser la mayor matanza de las últimas dos décadas en el país por una represalia de estas características.

El individuo ha resultado herido y permanece ingresado en un hospital bajo custodia policial. La Policía investiga el caso como un incendio provocado.

Lo último en Internacional