Profesiones

Cómo ser un capellán

Ser capellán es una vocación y una carrera profesional que se empieza a gestar desde una temprana edad. Conoce los pasos que te llevarán a convertirte en uno de ellos.

Ser un capellán
Pasos para ser un capellán

Un capellán es un sacerdote que en lugar de trabajar en una parroquia lo hace en una institución específica como en un hospital, un colegio o en unidades militares. Los requisitos para ser capellán varían de un país a otro. En general es un miembro de la Iglesia, un sacerdote, aunque en algunos países se permite a personas laicas ejercer esta función.

Capellán también describe a los miembros de alguna otra rama de la fe cristiana que dan sermones como los capellanes evangélicos. Ser capellán como todas las profesiones es un acto vocacional que se guía a través de estos sencillos pasos.

Pasos para ser capellán

  1. Antes de ser capellán se ha de ser sacerdote, es decir ingresar en un seminario donde se estarán seis años. En los seminarios se puede cursar la ESO y otros estudios si la persona no cuenta con formación. Todo enfocado de hacer que los futuros sacerdotes no solo aprendan teología, sino que se formen lo mejor posible.
  2. El siguiente paso, si tu decisión de ser al que te conducirá la conversación con el sacerdote será una entrevista con el Rector del Seminario de la Diócesis a la que perteneces. Si tu vocación es firme y no perteneces a ninguna diócesis o vienes de otro país, el Rector del Seminario te aconsejará los pasos que debes seguir. La Iglesia acoge no rechaza.
  3. A continuación, deberás tener una reunión con otros jóvenes que están en una situación similar a la tuya para que entre iguales haya un intercambio de opiniones. En esta reunión te contarán de primera mano en qué consiste la vida en un seminario.Cómo ser un capellán
  4. Con la decisión clara de ser capellán se debe empezar la formación como eclesiástico. Los Estudios Eclesiásticos se realizan en el mismo Seminario o en Centros Tecnológicos Superiores o Facultades de Teología. A lo largo de estos años los estudios se distribuyen: 2 años de Filosofía y Ciencias humanas, se aprende psicología, pedagogía, sociología, etc. 4 años de Teología, la Biblia, la fundamentación de la fe, La Iglesia, los Sacramentos, la Espiritualidad, El Derecho Canónico, la Pastoral, la Catequesis. Estos estudios además de la titulación eclesiástica tienen un reconocimiento civil de diplomatura o licenciatura. Hay sacerdotes con la carrera de abogacía, periodistas, médicos, psicólogos.
  5. Durante un año después de haber finalizado los estudios en el Seminario se ejerce el diaconado y se hacen cursos de prácticas pastorales. Al final el Obispo ordena de Presbítero y encomienda a esa persona una responsabilidad pastoral. Si has estudiado en un Seminario Castrense la responsabilidad pastoral tendrá que ver con trabajar como capellán castrense, si has estudiado en otro tipo de Seminario se te asignará colaborar en alguna parroquia o diócesis.

Con estos pasos y una clara vocación de servicio, se consigue ser capellán. La llamada de esta profesión es una de las más potentes que existen, sigue los dictámenes de una gran fuerza interna y un ente superior que marcará para siempre sus vidas.

Lo último en How To

Últimas noticias