Manualidades

Cómo pintar cuadros con hojas de manera fácil

Pintar cuadros con hojas es una forma de decorar espacios de forma natural y especial. Toma nota de esta manualidad sencilla, llena de color y de buenas vibraciones.

Pintar cuadros con hojas de manera fácil
Pasos para pintar cuadros con hojas de manera fácil

Pintar cuadros con hojas nos puede ayudar a personalizar la decoración de algunos espacios de nuestra casa. Este tipo de pinturas darán un aire natural y de lo más original a ciertos puntos focales que queremos reforzar. Encima del cabecero de la cama, como decoración de un salón con muebles reciclados o simplemente como regalo a una persona especial, son muchas las posibilidades que nos llevan a querer realizar esta sencilla manualidad. Solo necesitamos hacernos con una buena materia prima, hojas de nuestros árboles favoritos que queramos conservar con amor y un poco de habilidad con la pintura para crear algo maravilloso.

Materiales para pintar cuadros con hojas

  • Lienzos pequeños o tablas de madera
  • Hojas de árboles de distintas formas o las que veamos más bonitas
  • Pintura en spray de nuestros colores favoritos que combinen entre ellos

Pasos para pintar cuadros con hojas

  1. Esta sencilla manualidad es muy resultona y requiere de una pequeña excursión para poder realizarla. Vamos a hacernos con esas hojas más bonitas que nos encontremos. Puede ser de ese pequeño rincón en medio de un parque o de un bosque en el que nos perdemos con frecuencia, siempre será un detalle más personalizado si esas hojas tienen un significado.
  2. Vamos a llevar las hojas a casa y secarlas. Las colocaremos envueltas en papel de periódico y dispuestas debajo de un peso que podemos conseguir con algunos libros encima. Quedarán más delgadas y eliminarán el líquido que no necesitamos.
  3. Pintamos mientras se secan las hojas una primera capa con spray en el lienzo, le podemos dar una tonalidad más o menos intensa dependiendo de nuestros gustos. Lo mejor es que tengan un color neutro para darle más protagonismo a las hojas.Cómo pintar cuadros con hojas de manera fácil
  4. Cogemos las hojas que gracias al efecto del peso habrán quedado más planas y secas. Las disponemos en el lienzo de la forma que más nos gusten, podemos crear una pequeña composición con ellas.
  5. Fijamos las hojas y colocamos el cuadro sobre una superficie. Aplicaremos una segunda capa de pintura de esta manera tendremos la silueta de la hoja marcada en el lienzo. La retiramos y podemos repetir el proceso las veces que queramos hasta tener un cuadro con hojas de aspecto muy original y totalmente personalizado.
  6. Colocamos un clavo por detrás del cuadro para poder colgarlo y si queremos lo enmarcamos para que nuestra obra maestra luzca un poco más. Tendremos lista una manualidad decorativa de lo más sencilla.

Atrévete con los cuadros con hojas son una tendencia decorativa que no pasa de moda y aportará mucha calidez a nuestra casa.

Lo último en How To

Últimas noticias