Salud

Cómo hacer una crema de caléndula casera

La crema de caléndula te servirá para tratar la piel irritada o curar heridas. Sigue los pasos de esta guía para que sepas cómo hacer tu propia receta casera.

hacer crema de caléndula casera
Cómo hacer una crema de caléndula casera paso a paso

La caléndula es una de las plantas medicinales con más propiedades que si aplicamos en forma de crema, nos servirá para calmar la piel. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que os explicamos cómo hacer una crema de caléndula casera.

Las virtudes de la caléndula son muchas, pero a menudo se usa tópicamente para aprovechar sus propiedades emolientes, calmantes y, sobre todo, antiinflamatorias. La caléndula contiene importantes antioxidantes , como los carotenoides, así como altas dosis de vitamina A, que siempre es una panacea para la salud de la piel, no solo al promover la curación de heridas y lesiones, sino también al mejorar la regeneración celular. La planta también contiene flavonoides, polisacáridos, fitoesteroles, aceites esenciales, ácido salicílico y mucílago, de modo que veamos cómo hacer nuestra propia crema de caléndula casera y con ella poder beneficiarnos de sus propiedades.

Ingredientes

  • Flores frescas de caléndula (con unos 20 gramos será más que suficiente)
  • Aceite de oliva
  • Manteca de karité (con 5 gramos es más que suficiente)
  • Cera de abejas (con 5 gramos es más que suficiente)

Pasos para hacer una crema de caléndula casera

Aquí están todos los pasos a seguir para preparar y almacenar esta crema de caléndula casera.

  1. Comenzaremos colocando las flores frescas en un recipiente y cubrimos todo el contenido con aceite de oliva (procura que las flores queden bien cubiertas por el aceite).
  2. Coloca el recipiente a la luz del sol durante al menos doce horas.
  3. Mientras deja el recipiente al sol, puedes ir derritiendo la manteca de karité al baño María, agregando además la cera de abejas.
  4. El siguiente paso consistirá en mezclar la manteca y la cera que ha derretido con las flores y el aceite (pasado el tiempo señalado).
  5. Mezcla bien todos los ingredientes y filtra (tendrás que dejar que la mezcla se enfríe un poco para no quemarte).
  6. A continuación, deja que la mezcla se enfríe por completo a temperatura ambiente hasta que esté completamente solidificada.
  7. Para hacer que la crema sea aún más nutritiva, también es posible agregar una cucharadita de miel antes de que se solidifique.
  8. Con respecto a la conservación de la crema de caléndula casera que acabas de elaborar, es importante usar un frasco que se pueda sellar herméticamente y lo mejor es que lo coloques en el frigorífico.
  9. De hecho, el uso de esta crema en frío mejora el efecto calmante y refrescante de la pomada.
  10. En cuanto a la fecha de caducidad de tu crema de caléndula, si se almacena a temperatura ambiente, es preferible no usarla más allá de dos o tres meses desde su preparación, sin embargo, la conservación en la nevera te permitirá prolongar la duración de la crema considerablemente, incluso hasta los seis meses.

Lo último en How To

Últimas noticias