Niños

Cómo enseñarle a los niños a cepillarse los dientes

enseñar niños cepillarse dientes
Una sencilla guía para que enseñes al niño a cepillarse los dientes.

Cómo educar a los niños a cepillarse los dientes y cuidar su higiene bucal.

¿Cómo enseñarle a los niños a cepillarse los dientes? La higiene bucal es algo realmente importante para cualquier persona, y una de las claves para que sea buena, es aprender cómo lavarse los dientes de forma correcta desde bien pequeños, tal y como te explicamos en esta guía de pasos.

Los niños deben aprender cómo limpiar sus dientes desde una edad muy temprana. La tarea de los padres es educarlos para que se cepillen los dientes y para que realicen una limpieza oral diaria. Los pequeños deben asimilar este hábito como si fuera una regla general alrededor de los 6 meses de edad cuando salen los primeros dientes. Además proceder con los pasos que te vamos a explicar.

Pasos para enseñarle a los niños a cepillarse los dientes

  1. Como decimos, es ideal que los niños comiencen con su higiene bucal a partir de los seis meses, aunque en esta edad o primera fase es necesario que sean los padres los que limpien la boca al niño, con un cepillo de cerdas muy suaves y solo con agua.
  2. A medida que van creciendo, y aunque es necesario que los niños sigan una dieta adecuada sin exceder los azúcares, lo importante es cepillar los dientes a diario y varias veces al día. Puede que los niños sean reacios a ello así que una buena idea sea transformar la higiene bucal en un juego, tal vez cepillar los dientes con la madre a su lado, lavarse unos a otros (si yo cepillo los dientes del niño, el niño los lava para mí), o cepillarse los dientes acompañados de un muñeco o peluche que le guste a los niños y que le sirva como "compañero" para hacer que todo sea más divertido.
  3. Es mejor dar un buen ejemplo lavando los dientes al menos dos veces al día y, en cualquier caso, después de las comidas principales, cepillando los dos arcos durante tres minutos, evitando amenazas o dictados cuando el niño no quiera colaborar, ya que la mayoría de las veces son contraproducentes.
  4. Si estamos cansados ​​una noche y no podemos completar la limpieza de los dientes del niño, olvídalo, lo intentaremos nuevamente al día siguiente cuando estemos más relajados y el pequeño colabore más.
  5. Una idea divertida puede ser también elegir una canción que le guste al niño que no supere los tres minutos y ponerla mientras se cepilla los dientes. Con la música se acostumbrará  a cepillarse los dientes divirtiéndose y seguro que a la larga se cepillará los dientes sin problema.
  6. Otra sugerencia es acompañar al niño al dentista a la edad de tres años: el niño descubrirá y se divertirá en la silla, y seguramente encontrará un higienista amable y agradable que podrá darles los consejos correctos (y tal vez incluso un cepillo de dientes como regalo), para cepillarse de forma correcta los dientes y evitar problemas futuros.
  7. Por último procura que el niño se acostumbre a partir de los tres años a usar una pasta de dientes adecuada y a cepillar cada diente con detalle, con pequeños movimientos circulares, y de raspado hacia arriba y hacia abajo, por delante y por detrás.

Lo último en How To

Últimas noticias