Manualidades

Cómo endurecer flores artificiales

Si deseas endurecer flores artificiales o de plástico que tengas por casa, tan solo necesitarás un elemento tan simple como el yeso cocido o yeso de París.

Cómo endurecer flores artificiales
Cómo endurecer flores artificiales paso a paso

Si te gustan las manualidades creativas que escapen a lo que siempre se suele hacer, queremos ofrecerte hoy una guía de pasos para que sepas Cómo endurecer flores artificiales y de esta manera poder crear todo tipo de elementos decorativos que sin duda, te van a sorprender.

Si tienes flores artificiales en casa que ya no usas, o que se ven algo destrozadas, puedes crear con ellas un bonito centro de mesa o un elemento decorativo original, gracias al hecho de poder endurecerlas utilizando un poco de yeso especial. Si sigues los pasos que a continuación te vamos a enumerar, conseguirás que esas flores viejas sirvan ahora como una de las decoraciones más espectaculares de todas.

Pasos para endurecer flores artificiales

Cómo endurecer flores artificiales

Si deseas poder endurecer flores artificiales o de plástico, necesitarás principalmente un solo elemento fundamental, que no es otro que el yeso de París. Este tipo de yeso es una especie de tiza blanca que puedes comprar en tiendas de manualidades, con el que crear distintos elementos decorativos o también para moldear. Veamos entonces cómo proceder a continuación:

  1. Las proporciones, para trabajar con este tipo de yeso deben ser de 2: 1,de modo que necesitarás dos tazas de yeso de París (que a veces también se denomina yeso cocido) por una taza de agua. De este modo lograrás que el compuesto sea más líquido permitiendo así una mayor penetración e infiltración del producto en los diversos pétalos de las flores que deseas endurecer.
  2. Después de preparar la mezcla en un recipiente grande, toma las flores de plástico tal cual, es decir, sin cortar el tallo.
  3. En este punto, tienes que sumergir una a una las flores en el recipiente. De este modo, tomas una flor, la introduces en el yeso y el agua y haces ligeros movimientos giratorios para que se empape bien.
  4. Debes cubrir cada pétalo del compuesto y obtener el resultado más homogéneo posible.
  5. Una vez hayas empapado bien la flor, la puedes sacar y en este punto, puedes agitarla un poco para que la mezcla superflua gotee el exceso de yeso.
  6. Deja la flor en un lugar fresco para que se pueda secar. Procura que no sea sobre una superficie con papeles o periódicos ya que estos podrían quedarse pegados.
  7. Repite la misma acción con el resto de flores que tengas para endurecer.
  8. Una vez se haya secado, puedes por ejemplo crear un bonito centro de mesa colocando las flores endurecidas dentro de un jarrón.
  9. Otra idea es que cortes los tallos y utilices las flores para crear una base que pegar a un frasco, a una vela o en un espejo por ejemplo.
  10. Por otro lado, también puedes pintar las flores de manera que te queden mucho más bonitas allí donde decidas colocarlas.

Lo último en How To

Últimas noticias