Cultivo

Cómo cultivar ajo en casa

cultivar ajo en casa
Todos los pasos para cultivar el ajo en casa
Comentar

¿Cómo cultivar ajo en casa? Recientemente os hablamos de los pasos a seguir para sembrar ajos en vuestro jardín, pero también es posible cultivar este ingrediente tan básico en nuestra cocina, de un modo fácil y casero, tal y como os explicamos a continuación.

Para cultivar ajo en casa, tan solo necesitarás una maceta y unos dientes de ajo que podamos enterrar. A esto le tenemos que sumar un poco de cuidado y los pasos que te indicamos y en poco tiempo tendremos ajo disponible para todo el año.

Pasos para cultivar ajo en casa

Cultivar ajo en una maceta, en casa o en un balcón, es una operación muy simple que requiere poco espacio y poco cuidado. En particular, el ajo se siembra en otoño y solo un diente, absolutamente orgánico y sin tratamiento, es necesario para comenzar el cultivo . El período ideal es de octubre a marzo: octubre en regiones con climas templados y marzo en regiones con climas más severos. Veamos entonces qué hacer para que nosotros mismos podamos cultivar ajo en nuestras casas.

  1. En primer lugar, te recomendamos que te pongas en contacto con un vivero para que te pueda indicar qué tipo de ajo es el más adecuado para tu área de origen. En general, también es muy bueno comenzar con un ajo comprado en el supermercado siempre y cuando sea orgánico y sin tratar. Los ajos comunes que solemos encontrar no servirían, pero lo cierto es que la agricultura orgánica está cada vez más presente en muchos supermercados por lo que fijate si tienen ajos de este tipo y compra una cabeza de la que separarás los dientes que vamos a plantar.
  2. El ajo no necesita una maceta o un suelo especial como otras plantas, pero sabemos que no puede soportar el agua estancada, por lo que es bueno que nunca se forme.
  3. Lo que debes hacer es plantar tus pequeños bulbos (dientes de ajo) con la piel, a 5 cm de profundidad, y con un espacio entre ellos de 15-20 cm uno del otro. Éstos darán de inmediato la plántula que también hace una flor muy bella y colorida.
  4. A partir de que los plantes debes regar dos veces por semana hasta el verano.
  5. El ajo estará listo cuando los tallos verdes se vuelvan amarillos y secos, generalmente a mitad del verano: en ese momento es posible extraerlo del suelo y dejar que se seque por un par de semanas hasta que la capa exterior de los bulbos se seque. En este punto, solo tienes que limpiarlo y usarlo en la cocina.
  6. Cuando ya hayas recogido tu ajo plantado en casa, debes guardar este en un recipiente perforado, preferiblemente en un lugar fresco y seco. Alternativamente, y si tienes muchos ajos, los puedes unir haciendo trenzas que son hermosas a la vista y útiles para el almacenamiento.

Temas

Últimas noticias