Cómo aprender a jugar a las damas

jugar a las damas
Todos los pasos para aprender a jugar a las damas.
Comentar

Las damas es, junto al ajedrez, uno de los juegos de mesa más apasionantes que podamos disfrutar. Si alguna vez has visto a gente jugando sobre un tablero de cuadros con sus fichas blancas y negras, y te ha picado la curiosidad de descubrir cómo jugar a las damas, atento porque te damos todas las claves. ¡Es muy fácil jugar a las damas! así que deja de lado por un rato los juegos para móviles y disfruta de este juego de mesa sin igual.

El juego de las damas es sin duda, uno de los más populares que tenemos en España y, aunque muchas veces se le compara con el ajedrez (sus tableros son muy parecidos), lo cierto es que nada tienen que ver el uno con el otro pero sí tienen relación en su origen. Las damas son un juego que se practica en todo el mundo, aunque cabe matizar que parece haber una versión de las damas en función del país en el que se practique (las damas chinas, por ejemplo), lo cierto es que el origen aunque no está del todo claro parece ubicarse en el 1100 en Francia, donde se popularizó muchísimo.

A pesar de este “origen francés” de las Damas, lo cierto es que parece que el juego en realidad viajó de Valencia a Provenza a partir del Alquerque, un juego muy parecido al tres en raya. De hecho se dice que el juego se originó porque se jugaba al Alquerque en un tablero para ajedrez y por ello comenzó llamándose “juego de Ferses”, que era el nombre que recibía la pieza de la Reina en el ajedrez, en aquella época.

El porqué de que luego derivara de nombre al de “Damas” tampoco está muy claro, aunque algunas teorías convergen en que la palabra proviene del germánico damm, que podemos traducir como “muro de contención” y que guardaría relación a la última fila del tablero, en la que se coronan las fichas.

Para jugar al juego de las damas tan solo debes saber cómo mover tus fichas y de qué modo ir “comiéndote” las de tu contrincante hasta llegar a ese “muro” final. Veamos a continuación cómo jugar a las damas.

Reglas para jugar a las damas

  • Para jugar a las damas tan solo se necesitan dos personas y un tablero dividido en casillas (8×8) en blanco y negro.
  • Cada jugador tiene 12 fichas (blancas o negras, aunque existe una variante de rojas o negras), que al comienzo de la partida se deben colocar en las casillas negras de las tres filas que estén más cerca del jugador.
  • El jugador con las fichas blancas (o rojas) comienza la partida moviendo la primera ficha.
  • Las fichas se deben mover por turnos, con movimientos hacia delante (no está permitido el movimiento hacia atrás), en diagonal, así como a la derecha o la izquierda (siempre y cuando la casilla adyacente esté vacía).

Cómo comer fichas

La clave del juego es “comer” las fichas del otro jugador. Para ello, tenemos que estar delante de la ficha que queremos comer y debemos hacerlo solo con un movimiento en diagonal, saltando por encima de la ficha comida y cayendo en la casilla siguiente (que debe estar vacía).

En el caso de tener varias fichas del contrincante en diagonal, alternadas con casillas vacías, podremos “comernos” esas fichas a la vez.

¿Cuándo se gana en las damas?

En el juego de las damas debemos llegar hasta la última fila del contrincante. Cuando logramos esto y colocamos una de nuestras fichas en una de las casillas de la última fila, nos proclamamos “reina” y colocamos otra ficha encima. Ahora con esa pieza “reina”, podemos movernos en diagonal tanto hacia atrás como hacia delante.

El juego termina en el momento en el que uno de los dos jugadores se queda sin fichas en el tablero. En el caso de tener piezas “bloqueadas” (que no puede mover) todavía en el tablero, ganará quien tenga más fichas en el tablero en ese momento.

Por otro lado, podemos decir que se produce un empate o que la partida queda en “tablas” cuando ninguno de los dos jugadores pueden hacer movimiento alguno pero todavía les quedan fichas a ambos en el tablero.

Temas

Últimas noticias