Historia

Cuando la CIA intentó controlar las mentes: proyecto MK Ultra

mk-ultra-CIA
Dos miembros de la CIA que realizaron experimentos

En España, la CIA es conocida por las películas que nos llegan desde Hollywood. La Agencia Central de Inteligencia vivió momentos muy oscuros durante muchos años del pasado siglo, sobre todo cuando estalló la Guerra Fría y la agencia hizo oficiales sus labores en Estados Unidos.

La CIA tiene tres propósitos fundamentalmente: primero recopilar información sobre individuos, corporaciones y gobiernos extranjeros; segundo, analizar esa información junto con otros datos recogidos por agencias secundarias; y tercero, proporcionar una evaluación sobre inteligencia que sirva para la seguridad nacional del país.

En este contexto, hubo una época en que la CIA quiso controlar las mentes de las personas realizando experimentos sospechosos que fueron recogidos en lo que se conoció como proyecto MK Ultra.

Hipnosis y LSD

En el año 1973, el que fuera director de la CIA, Richard Helms ordenó la destrucción de documentos que recogían algunas actividades ilegales que la agencia había realizado 20 años antes. Fue el periódico The New York Times quien publicó, un año después, información al respecto, referida a estos documentos que Helms había querido destruir.

Estos documentos formaban parte del proyecto MK Ultra. El MK Ultra fue un proyecto de inteligencia que la CIA confeccionó para intentar entender y controlar la voluntad del ser humano. En él se recogían algunas de las fórmulas a utilizar para conseguir el objetivo, no siempre de manera legal.

El proyecto comenzó a principios de los años 50, y ya en 1953 fue sancionado por las autoridades americanas por sus actuaciones ilícitas. En las páginas recogidas que han salido a la luz en los últimos años, los responsables del proyecto MK Ultra utilizaban ciudadanos americanos y canadienses contra su voluntad, para aplicar métodos de tortura, aplicación de drogas como el LSD y otras formas de tortura.

Aunque según lo recogido en diferentes investigaciones llevadas a cabo por periodistas y familiares de algunos de los científicos implicados como fue el caso de la familia de Frank Olson, el proyecto MK Ultra también tuvo actividad en zona europea como algunos apuntan en partes de Francia.

Muerte de Frank Olson

El científico Fran Olson estaba estrechamente ligado al proyecto. Según los informes, Olson participó en un experimento dentro del proyecto y se marchó a una cabaña aislada con más compañeros donde fueron sometidos a pruebas con LSD sin su consentimiento.

Desde ese día, Olson quiso salir de la agencia. El investigador había estado en Europa en muchas ocasiones y había podido comprobar los efectos de las actividades delictivas de la CIA bajo el nombre del proyecto MK Ultra.

Un día, antes de ser trasladado a un hospital psiquiátrico, se arrojó por la ventana. Esa fue la versión oficial. Sus familiares llevan años intentando demostrar que Olson no se suicidó, y que previamente fue golpeado y arrojado por la ventana del Hotel Pennsylvania. 

La muerte de Olson impactó enormemente en el proyecto MK Ultra que fue ralentizado y poco a poco su actividad fue a menos. Con todo esto, el proyecto siguió vivo hasta 20 años después de la muerte del científico donde se siguió experimentando con LSD y drogas de alto impacto para el cerebro humano.

Lo último en Historia

Últimas noticias