Elecciones Castilla y León 2022

Díaz molesta con la presión de Podemos para que participe en la campaña: «No puede negarse»

El entorno de la vicepresidenta considera que Podemos está utilizando la presión confirmando la presencia activa de Díaz, aunque solo prevé acudir a un acto

Podemos maniobra para impedir la aprobación de la reforma laboral y achacar el fracaso a Díaz

Podemos resucita a Iglesias para la campaña en Castilla y León tras su batacazo en Madrid

Yolanda Díaz Podemos Ucrania
Las ministras de Podemos Yolanda Díaz e Ione Belarra.

Podemos quiere que Yolanda Díaz participe si o si de manera activa en la campaña de las elecciones de Castilla y León. Y la vicepresidenta, que trabaja en un proyecto político muy alejado de la formación morada, no tiene ningún interés en ello. La gallega, según fuentes de su entorno, reconoce «fuertes presiones» de los dirigentes podemitas para que sea uno de los reclamos en los actos de su candidato, Pablo Fernández. La organización que dirige Ione Belarra argumenta que «no se puede negar» a dar la cara porque «ostenta el cargo gracias a nosotros». Díaz protagonizará un acto con el candidato, como mucho.

Díaz, que todavía no tiene preparada su plataforma electoral de cara a las generales de 2023, descartó desde un principio concurrir a las autonómicas castellanoleonesas. No quiere unir su nombre al de Podemos en estos comicios, a quien varias encuestas deja fuera de las Cortes autonómicas. La vicepresidenta hace meses que intenta distanciarse de la organización que dirige Belarra para marcar perfil propio, de cara a la puesta de largo de su nuevo proyecto en el que no cuenta con la mayoría de los dirigentes actuales del partido morado.

La titular de Trabajo y Economía es el valor que cotiza más al alza en el espacio político que representa Podemos. De ahí que Belarra y su equipo tengan tanto interés en que Yolanda Díaz -con la que no mantienen una buena relación- participe en la campaña. Sin un reclamo tan activo como Pablo Iglesias -que aun así participará en la campaña-, la gallega es la única que puede sumar a Podemos en Castilla y León. Iglesias, Díaz y Montero, además de Pablo Echenique, son las caras más populares.

Díaz está disgustada

La dirección de Podemos ya le ha trasladado en distintas ocasiones a Díaz su interés por que participe en la campaña de forma recurrente. “Lo hacen de forma insistente”, aseguran en el entorno de la vicepresidenta, con el silencio o evasivas como respuesta en todo momento. Y ante ese escenario los morados recurren a la presión pública, algo que “disgusta y enfada” a la ministra. La dirección de Podemos, explican los colaboradores de la vicepresidenta, «tratan de dar por hecha su participación en los actos de campaña, para que no pueda decir que no, forzando su asistencia».

Para la vicepresidenta segunda del Gobierno, que espera concluir los trabajos previos para lanzar su proyecto a lo largo de este primer trimestre del año, pedir el voto para Podemos en Castilla y León «es incómodo». Básicamente, porque coincidirá la presentación de su propuesta con la petición de apoyo para otro partido. De ahí su negativa a formar parte de los protagonistas de los actos con los que la formación morada se presentará a esta cita con las urnas.

Lo último en España

Últimas noticias