En Segovia

Vecinos de Pedraza contra el centro de toxicómanos de Dianova en La Velilla

Los vecinos argumentan que las instalaciones de uso hotelero de La Velilla, en las que quieren atender a drogodependientes y personas con problemas mentales, están en terreno inundable y no cuentan con los requisitos propios de un centro sanitario. Alegan que en La Velilla viven 62 vecinos y el centro albergará a 38 personas, lo que supone una evidente "distorsión social".

La Velilla
Ayuntamiento de La Velilla (Segovia) (Foto: Ayuntamiento La Velilla)

Los vecinos de La Velilla, perteneciente al municipio de Pedraza (Segovia), están dispuestos a movilizarse si la ONG Dianova persiste en su intención de instalar un centro de toxicómanos en la zona. La Asociación de Vecinos del municipio pretende recoger firmas entre los habitantes de La Velilla y Pedraza así como entre los miles de personas que los fines de semana se trasladan desde Madrid al pueblo segoviano, uno de los más visitados por los madrileños.

Dianova, una polémica ONG que ha sido criticada por mezclar proyectos de drogodependientes y refugiados, entre otras cuestiones, ha solicitado la autorización para implantar en dos edificios de La Velilla un centro sanitario residencial para tratar a personas con trastornos de drogodependientes y problemas mentales con un horario de atención de 24 horas al día los 365 días del año.

El centro pretende contar con servicios sanitarios de psicología y psiquiatría, medicina general y tratamientos básicos de régimen ambulatorio y se encuentra en una zona de aguas de los ríos Cega y Vadillo, a su paso por la localidad. En este sentido, la Asociación de Vecinos de La Velilla, denuncia que «se está tramitando el expediente para tener la autorización sin que se esté teniendo en cuenta que se trata de una zona inundable y con evidentes riesgos para las personas». De hecho, el pasado año ya se produjeron inundaciones en la zona que, como se observa en las fotografías adjuntas, impidieron el acceso a los inmuebles, anegando totalmente los sótanos, cubriendo parcialmente incluso vehículos y obstaculizando el acceso a cualquier vehículo de emergencias.

De producirse con el centro de drogodependientes abierto, se hubieran sumergido por completo las siguientes instalaciones recogidas en la comunicación ambiental, poniendo en evidente riesgo la seguridad de personas y cosas: un aula de talleres, despachos profesionales, archivos, instalaciones, habitaciones, baños, despachos, sala de terapias, custodias de medicamentos, enfermería, almacenes y cuarto de calderas.

«¿Qué ocurriría si una avenida de estas características provocase el colapso del edificio y la administración actuante hubiera dado la licencia conociendo esta información?», se preguntan los miembros de la Asociación Vecinal, integrada por trescientos vecinos, residentes veraniegos y simpatizantes de La Velilla. Estos vienen manifestando su oposición a este centro por considerar que su llegada añade riesgos evidentes para las personas y que para la concesión de la licencia  debería tenerse en cuenta la legislación en materia de aguas y las consecuencias derivadas de su situación dentro de la zona inundable del río.

El proyecto se pretende ejecutar sobre dos inmuebles distintos y separados por una vía pública. Las necesidades administrativas, técnicas y urbanísticas, para que sea autorizado el uso de servicios sanitarios deben ser individualizados en cada uno de los edificios, ya que no cabe una licencia única de actividad para ambos edificios.

Los vecinos llaman la atención que frente a una actividad tan específica como es la sanitaria, Dianova pretenda hacer pasar esta actividad por un uso meramente residencial y hotelero, que es el que tienen los edificios donde pretenden poner el centro de toxicónamos.

En opinión de los vecinos, de otorgarse la autorización para centro de asistencia a drogodependientes se podría estar incurriendo en un fraude de ley ya que las particularidades de cada uno de ellos hace que le sean aplicables normas distintas para cada caso. «¿En qué cabeza cabe que un centro sanitario de drogodependientes pueda estar amparado por una licencia ambiental de apartamentos turísticos o de un hotel rural?», se preguntan. Por ello, entienden que «es necesario modificar la licencia de la actividad porque se modifica el uso al que se destina el inmueble».

Inundaciones anteriores

Vecinos de Pedraza contra el centro de toxicómanos de Dianova en La Velilla
Inundaciones en La Velilla

Situación de los inmuebles donde se pretende implantar el proyecto en la última avenida de agua. Esta misma situación se ha producido en varias ocasiones en ser la confluencia de los ríos Vadillo y Cega siendo la última de ellas el 13 de febrero de 2017.

Vecinos de Pedraza contra el centro de toxicómanos de Dianova en La Velilla
Inundaciones en La Velilla

Acceso a la planta baja del edifico 2. El sótano estaba anegado. Como se observa en distintas fotos, al vehículo gris se lo llevó la corriente.

Vecinos de Pedraza contra el centro de toxicómanos de Dianova en La Velilla
Inundaciones en La Velilla

A la derecha la fachada del edificio 2. Se observa que la zona de sótano está completamente anegada.

Vecinos de Pedraza contra el centro de toxicómanos de Dianova en La Velilla
Inundaciones en La Velilla

En opinión de los representantes de los vecinos, Dianova no desea instar un cambio de uso mediante la tramitación de su correspondiente licencia ya que probablemente le sería aplicable el artículo 9 del Real Decreto 849/1986 que dice textualmente:

1. En el suelo que se encuentre en la fecha de entrada en vigor del Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre , en la situación básica de suelo urbanizado de acuerdo con el artículo 21.3 y 4 del texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana , se podrán realizar nuevas edificaciones, obras de reparación o rehabilitación que supongan un incremento de la ocupación en planta o del volumen de edificaciones existentes, cambios de uso, garajes subterráneos, sótanos y cualquier edificación bajo rasante e instalaciones permanentes de aparcamientos de vehículos en superficie, siempre que se reúnan los siguientes requisitos…:

a) No representen un aumento de la vulnerabilidad de la seguridad de las personas o bienes frente a las avenidas, al haberse diseñado teniendo en cuenta el riesgo al que están sometidos.

d) Que no se trate de nuevos centros escolares o sanitarios, residencias de personas mayores, o de personas con discapacidad, centros deportivos o grandes superficies comerciales donde puedan darse grandes aglomeraciones de población.

Es decir, «en defensa de la imprescindible seguridad en las personas, es inviable la implantación del uso de Centro sanitario para drogodependientes en los inmuebles pretendidos».

Presión de los vecinos

La Asociación de Vecinos tiene previsto enviar escritos a la Confederación Hidrográfica, así como a la Junta de Castilla y León y a las administraciones locales para que intervengan en un asunto que no sólo consideran peligroso para las personas por riesgo de inundación si no que entienden que puede saturar los servicios sanitarios y de seguridad del municipio y es un elemento distorsionador ya que según la memoria de Dianova, entre drogodependientes (20) y personal (18), sumarán 38 personas cuando La Velilla cuenta con 62 vecinos residentes habituales.

«La Velilla desea proyectos que profundicen su espíritu emprendedor y turístico pero no propósitos como el Centro sanitario de Drogodependientes de Dianova, que no sólo supone una distorsión social sino, además, porque su implantación en zona inundable pone en riesgo a las personas y las cosas», afirman.

Los vecinos están dispuestos a luchar hasta el final para evitar la instalación del centro de Dianova y para ello tienen prevista una hoja de ruta con acciones que den a conocer las consecuencias de la instalación de este centro no sólo entre los vecinos de Pedraza si no entre los visitantes y amigos del municipio, que en determinadas fechas del año llega a recibir a más de 2.000 personas. En la conocida Noche de las Velas, el municipio de apenas 500 habitantes, concentra a miles de turistas de toda España, convirtiéndose en uno de los reclamos turísticos más importantes de Castilla y León.

Ubicado a 40 kilómetros de Madrid, Pedraza es una de las villas medievales mejor conservadas de España, por lo que fue declarada Conjunto Histórico en 1951 y uno de los pueblos más bonitos del país.

Lo último en España

Últimas noticias