Ministerio del Interior

La última de Marlaska: no tolera que se hable de menas «fugados» sino de «desaparecidos»

Fernando Grande-Marlaska menas
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska no tolera que se hable de menas «fugados», sino de «desaparecidos». Este departamento del Ejecutivo socialcomunista cuestiona en una respuesta parlamentaria que Vox emplee el término «fugados» en una pregunta escrita registrada por la formación de Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados.

En dicha contestación, el Gobierno sostiene que «los centros de acogida de menores no acompañados no son centros de detención o de internamiento, y que los menores no se ‘fugan’ de los mismos», advierte a la tercera fuerza del país en un tono de amonestación.

Sin embargo, el propio Ministerio del Interior, al que iba dirigida la pregunta de un grupo de diputados de Vox, habla de menas «fugados» en el último informe anual de personas desaparecidas que elabora el Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), un organismo que depende del departamento de Marlaska. De hecho, el sello del Ministerio aparece en dicho documento.

El citado informe señala que ·el número total de denuncias registradas en el sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin Identificar (PDyRH) a fecha de 31 de diciembre de 2020 es de 219.425; de ellas, un 20,1%, corresponden a menores extranjeros no tutelados fugados de centros de protección. Concretamente existen 44.022 denuncias de este tipo, de las cuales continúan sin estar cesadas 8.367″.

El dossier explica que «inicialmente, en el momento en el que los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad recogen una denuncia por desaparición, esta queda en estado activo, independientemente de que se trate de menores extranjeros fugados de centros de protección o no». «En los casos que se trate de menores extranjeros no tutelados y fugados de centros, la denuncia además permanece en este estado –activo– mientras no sean mayores de edad, o mientras no hayan transcurrido seis meses desde el momento de la fuga», prosigue el informe.

Según el CNDES, cuando una de estas dos circunstancias se cumple, a efectos estadísticos, la denuncia cambia de estado y pasa a catalogarse de forma específica como «menor extranjero no tutelado y fugado de centro», es decir no contabiliza como denuncia activa, pero continúa teniendo un señalamiento por desaparición, tanto a nivel nacional, como dentro del Sistema de Información Schengen (SIS).

«Evitar fugas»

En su iniciativa, Vox interpeló al Ministerio de Fernando Grande-Marlaska sobre las medidas o protocolos de seguridad que pretende desarrollar y ejecutar para evitar nuevas fugas de menores no acompañados (menas). Sin embargo, el Ejecutivo socialcomunista no hizo alusión a ninguna actuación prevista en este sentido.

Así, se limitó a indicar en su respuesta que «cuando se tiene conocimiento de la desaparición de un menor de cualquier centro de acogida, dependientes de las Comunidades Autónomas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad proceden a efectuar todas las diligencias necesarias para su localización y puesta a disposición de la autoridad competente en la tutela de los mismos, procurando velar al máximo por los derechos de dichos menores».

Lo último en España

Últimas noticias