Los trackings internos del PSOE dan a Sánchez más de 150 diputados en unas nuevas elecciones

Los trackings internos del PSOE dan a Sánchez más de 150 diputados en unas nuevas elecciones
Pedro Sánchez en su coche oficial

Los trackings del PSOE parecen confirmar la tesis de que España va camino de una repetición de las elecciones generales. Los últimos indicadores del Partido Socialista son especialmente optimistas para ellos: les dan un número de escaños en las futuras e hipotéticas elecciones del 10 de noviembre que superarían los 150 diputados.

Esos sondeos están siendo tenidos en cuenta en estos momentos en los cálculos de estrategia que llevan a cabo en el partido de Pedro Sánchez.
El nuevo indicador confirma la tendencia mostrada en las últimas semanas por los trackings socialistas. Y es que esos sondeos otorgaron ya hace unos días un claro ascenso del PSOE hasta la órbita de los 145 ó incluso 150 diputados. Ahora ese escenario sería todavía mejor.

La subida, sin embargo, sería contrarrestada en buena medida por una caída del partido de Pablo Iglesias. Podemos restaría entre 10 y 15 escaños a la suma del bloque de izquierdas. Una cifra que aunque abultada, es menor que la caída de hasta 20 escaños que marcaba el partido morado en estos sondeos.

Ya no se trata sólo del muy exagerado CIS. Se trata de los datos internos que manejan los expertos electorales del partido de Pedro Sánchez sobre el PSOE y Podemos. Y pueden convertirse en todo un jarro de agua fría para la formación morada en caso de que Iglesias decida mantener el bloqueo al Gobierno de los socialistas y llevar España a una repetición de elecciones generales el 10-N.

Eso sí, los datos internos que maneja el Partido Socialista dan una cierta ganancia de poder al bloque de izquierdas, pero no la suficiente como para que Sánchez pueda gobernar sin apoyos separatistas.

El principal beneficiado de esta repetición de elecciones sería el PSOE. El partido del presidente en funciones pasaría de los actuales 123 escaños a una órbita superior a los 150 diputados. Traducido en terminología de bloques, esto significaría que el cúmulo de partidos de izquierdas unido a los separatistas podría ganar más de 30 ó 35 diputados.

Según el análisis de los socialistas sobre la evolución del PSOE y Podemos, en un potencial 10-N, el resto de escaños que gana Pedro Sánchez procedería de forma mayoritaria de Ciudadanos. Y es que la formación de Albert Rivera podría sufrir un deterioro sensible fruto de la fuga de votantes hacia los socialistas y hacia el PP.

De este modo, tras unas hipotéticas elecciones en noviembre, Pedro Sánchez debería volver a negociar apoyos, pero con un claro retroceso del peso de Podemos en su órbita de alianzas políticas. Y, por lo tanto, con un mayor peso ponderado en las decisiones por parte de partidos separatistas como podrían ser el PNV o ERC, siempre y cuando estas formaciones mantengan sus resultados del 28-A.

Unos datos, que, de confirmarse, se pueden convertir en todo un factor a tener en cuenta por parte de Pablo Iglesias a la hora de decidir si fuerza a España a ir a unas nueva elecciones generales o no.

Lo último en España

Últimas noticias