Juicio al 'procés' catalán

Torra asistirá con 2 diputados catalanes a la primera sesión del juicio del 1-O en el Supremo

Torra asistirá con 2 diputados catalanes a la primera sesión del juicio del 1-O en el Supremo
Torra asistirá a la primera sesión del juicio del 1-O en el Supremo

El Tribunal Supremo asigna dos plazas destacadas como autoridad a miembros de la Generalitat en el juicio del 1-O, siguiendo el criterio aplicado hace unas semanas a la misma solicitud del Parlamento vasco. Quim Torra dispondrá de la suya pero será la única posible para la representación del Gobierno catalán.

El Tribunal Supremo asigna dos plazas a miembros del parlamento catalán en el juicio del 1-O y reserva un espacio preferente para el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Y lo hace como respuesta al escrito presentado ante el tribunal, hace unas horas, por el presidente del Govern, Roger Torrent, quien solicitaba cuatro plazas para miembros de dicha institución en la sala de vistas, durante la celebración de la fase declarativa.

Horas antes del comienzo del juicio contra los nueve líderes separatistas catalanes, el Supremo ha confirmado la presencia institucional de representantes de ambos órganos institucionales, Parlamento y Gobierno, durante un procedimiento judicial que se alargará varios meses.

El alto tribunal ha contestado a la petición de Torrent, como máximo responsable de la Cámara parlamentaria, que garantizará la presencia de sus representantes, pero que serán un máximo de dos -frente a los cuatro que reclamaba- en aplicación del criterio previamente establecido para el caso del Parlamento vasco que registraba una solicitud similar hace más de un mes.

El presidente del Supremo, Carlos Lesmes, avanzó que Torra tendría un trato preferente como "autoridad pública española"

Insiste el Supremo en lo limitado del espacio disponible -dentro del Salón de Actos, con un aforo aproximado de 100 personas, habilitado para el desarrollo de la macrocausa- y cómo éste debe ser correctamente organizado para garantizar la obligada presencia de familiares de los líderes independentistas procesados (dos por cada uno de ellos), de miembros de la prensa (un total de 20 periodistas) y público en general (50 ciudadanos que serán admitidos cada mañana, por estricto orden de llegada) al tratarse de una audiencia pública.

Del mismo modo, Quim Torra solicitó formalmente, ayer jueves, al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, que se le reservara un puesto en la sala de vistas -tanto para él como para los otros dos miembros de su gobierno que le acompañarán- durante el próximo martes día 12 de febrero, fecha en que arranca la primera de las jornadas fijadas en el calendario de la causa.

El alto tribunal ha admitido reservar dichas plazas dado que como "autoridad pública española" Torra será tratado con la "deferencia que le corresponde" como ya avanzó el propio Lesmes hace unas semanas. Pero ha advertido al Gobierno autonómico que si, en sucesivas ocasiones, otros miembros del Ejecutivo catalán quieren estar presentes en la sala, sólo tendrán una plaza disponible y reservada por día.

Tal y como avanzó OKDIARIO, los miembros del Govern que están citados como testigos, entre ellos el propio presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, no podrán asistir a la Sala de Plenos hasta que no declaren ante el tribunal.

 

Lo último en España