OKDIARIO pilla a Marlaska en un bar de copas mientras ardía Barcelona

Sánchez, toma nota: el jefe de Emergencias de Murcia fue destituido por irse al teatro en plena riada

Fernando Grande-Marlaska
Fernando Grande-Marlaska en un Consejo de Ministros con Pedro Sánchez al fondo

Fernando Grande-Marlaska en un bar de copas de Chueca (Madrid) mientras el terrorismo callejero de los CDR tomaban Barcelona. La imprudencia recuerda a la vivida en el Gobierno murciano el mes pasado. El 17 de septiembre, Pablo Ruiz Palacios, director general de Emergencias de Murcia, fue destituido por haberse marchado al teatro en unas de las horas más críticas de las inundaciones provocadas por la ‘gota fría’ que asoló el Levante español.

Ruiz Palacios se había negado a presentar su dimisión. "Tengo la conciencia muy tranquila y no creo haber hecho nada malo, pues desde el primer minuto me he dedicado a trabajar hasta el límite de mis fuerzas", defendía.  Sin embargo, la consejera de Transparencia, Participación y Administración, Beatriz Ballesteros, le destituyó para zanjar un escándalo que la izquierda política murciana agitó contra el alto cargo.

De nada sirvió que el director general de Emergencias pidiera perdón y explicara que se limitó a tomarse dos horas de descanso para atender un compromiso familiar, "después de una semana en la que apenas he dormido dos horas al día".

Un mes después de esta polémica, OKDIARIO ha pillado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, cenando en un selecto bar de copas de Madrid mientras Barcelona ardía bajo la violencia del terrorismo callejero generado por los CDR a los que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha jaleado a diario.

Naturalmente, el PSOE ha decidido juzgar el caso de Marlaska con una vara distinta de medir a la que aplicó con el director general de Emergencias de Murcia. Así, José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE,  en una entrevista en Onda Cero, ha defendido que "el ministro puede cenar". Puede cenar, en efecto. Pero Marlaska vive en el propio Ministerio y dispone de un servicio personalizado de cocina. Es decir, no está forzado a salir a cenar a un bar de copas que acabó dos horas después tras degustar tranquilamente un mojito.

En el programa de Ana Rosa de Telecinco, Grande-Marlaska ha explicado que fue "a tomar una hamburguesa", que ‘Válgame Dios’ "no es un bar de copas" y que durante el tiempo que permaneció en el local, "la escasa hora", estuvo "mirando el móvil". Razones suficientes, según Marlaska, para restar gravedad a la situación. Además, ha explicado que actualmente vive "en el Ministerio por razones de seguridad" y que el referido bar está "a diez minutos andando".

Lo último en España

Últimas noticias