Crisis del coronavirus

Sánchez telefonea a Illa desde África: «O convences a Ayuso o decretaré el estado de alarma»

confinamiento domiciliario
Pedro Sánchez y Salvador Illa.

Malestar en Moncloa con la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de tumbar el cierre de Madrid. Aunque el Gobierno defiende siempre que «hay que dejar trabajar a los tribunales» y se niegan valorar las decisiones judiciales, el rechazo del TSJM a las restricciones impuestas por Pedro Sánchez vía orden ministerial, han roto esa norma no escrita y -aunque en privado- cargan contra los magistrados. Todo ello ha provocado que desde Argelia, donde el presidente se encuentra de viaje oficial, Sánchez haya tenido que llamar al ministro de Sanidad, Salvador Illa con un mensaje claro: «O llegamos a un acuerdo con Madrid o tendremos que aprobar el estado de alarma con una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros».

Tras el telefonazo del presidente, el titular de Sanidad ha pedido la convocatoria urgente del grupo Covid-19 que comparten el Gobierno y la Comunidad de Madrid. Se reunirán este mismo jueves por la tarde con dos propuestas sobre la mesa para mantener gran parte de las restricciones establecidas hasta el momento. La Comunidad, con su presidenta Isabel Díaz Ayuso, ya trabaja en su documento. En el Ejecutivo, a través de Sanidad, en contacto con Interior y Justicia, también. Durante el encuentro tendrán que poner ambas propuestas sobre la mesa y llegar a un acuerdo de mínimos que convenza a ambas administraciones y evite la declaración de un nuevo estado de alarma.

En Moncloa recuerdan que «la situación en Madrid continua siendo muy preocupante y alarmante». Por eso, hace una semana, tras muchos días de polémicas, acabaron imponiendo un confinamiento perimetral a la ciudad de Madrid y nueve municipios más de la Comunidad para frenar la expansión del virus. Aunque no logró el consenso necesario de las medidas que se adoptan en el Consejo Interterritorial de Sanidad, y con la Comunidad de Madrid en contra, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso acabó acatando y trasponiendo la orden al Boletín Oficial de la Comunidad para dar cumplimiento a las restricciones impuestas por el Ministerio de Sanidad. No obstante presentó un recurso que, ahora, al no ratificar el TSJM las restricciones, el Gobierno autonómico retirará.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido este jueves al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, negociar unas medidas «sensatas, ponderadas y justas» para frenar el coronavirus pero que no hundan la región. En una intervención desde la Real Casa de Correos, Isabel Díaz Ayuso ha destacado que el plan impuesto por el Ministerio de Sanidad conculcaba «derechos fundamentales de millones de ciudadanos y así lo han entendido por unanimidad el TSJM»».

Con Ayuso reclamando a los madrileños no salir de la ciudad durante este puente del 12 de octubre, la disposición del Gobierno y la Comunidad a llegar a un acuerdo que permita la aplicación de nuevas restricciones parece viable. Las próximas horas serán decisivas para ver si una administración y otra cede y acaban adoptando un pacto de mínimos que permita recuperar algunas de las medidas que se habían implantado el pasado viernes sin capacidad sancionadora la no estar ratificadas por un juez. En Moncloa esperan «dejar atrás el espectáculo» de las últimas semanas y «trabajar de forma conjunta» con el gobierno de Isabel Díaz Ayuso para restringir la movilidad de los ciudadanos sin tener que hacer uso del estado de alarma, que será el último recurso.

En su resolución, el TSJM le ha dado una clase de derecho constitucional al Gobierno dePedro Sánchez porque lo que pretendía hacer en Madrid «no contiene una habilitación legal para el establecimiento de medidas limitativas de derechos fundamentales».

Lo último en España

Últimas noticias