Sánchez justifica el fiasco de los test defectuosos: «Compramos en un mercado muy agresivo»

El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, ha transmitido al presidente Pedro Sánchez una pregunta de Canal Sur sobre quién va a asumir la responsabilidad por la compra de 650.000 test defectuosos de detección del coronavirus a una empresa china.

La respuesta es nadie, aunque Sánchez no lo ha dicho con estas palabras. El presidente del Gobierno ha justificado el fiasco de los test defectuosos alegando que todos los países están comprando a última hora material sanitario «en un mercado muy agresivo«.

«Fíjese si somos garantistas», ha presumido, «que el Instituto Carlos III garantiza que esos test rápidos cumplan la normativa para ser suficientemente eficaces». Como no era así, ha añadido, «los test han sido devueltos al proveedor, que va a suministrar otro tipo de test con las suficientes garantías».

Según Sánchez, el problema es que todos los países intentan comprar ahora los mismos recursos sanitarios «en un mercado muy agresivo. Todos tratamos de aprovisionarnos de los mismos recursos, ninguno teníamos en mente la magnitud del desafío que tenemos que afrontar».

Pedro Sánchez ha asegurado que el Ministerio de Sanidad ya ha comprado a China material sanitario por importe de 628 millones de euros en las últimas dos semanas, desde el decreto de alarma. Esta cifra incluye, ha enumerado, 659 millones de mascarillas y otros 30 millones para profesionales.

El presidente ha añadido que el Gobierno, desde el 10 de marzo, ha repartido entre las Comunidades autónomas «más de 17,2 millones de material sanitario», incluyendo 8 millones de mascarillas y 8,7 millones de guantes. «Y estamos haciendo esfuerzos por comprar muchos más», ha agregado. También ha insistido en que cada día se realizan entre 15.000 y 20.000 test para detectar la enfermedad.

Pero las cuentas no salen y las mascarillas no aparecen por ningún lado. Tanto el personal sanitario (cerca de 10.000 ya se han infectado) como los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado (ya han fallecido cuatro guardias civiles y un policía nacional) denuncian que están desarrollando su labor sin los medios de protección necesario.

Pedro Sánchez ha aprovechado la rueda de prensa para culpar de ello a las Comunidades autónomas: «Con el estado de alarma no pretendemos usurpar las funciones de nadie, al contrario, este es un Gobierno muy respetuoso con nuestro estado autonómico».

Sin embargo, «hemos tenido que tomar las riendas de esta crisis cuando los expertos nos han dicho que los territorios por sí solos no podían responder a la gravedad de la pandemia. Eso es lo que hemos hecho y vamos a seguir haciéndolo con mucho sacrificio, mucho trabajo y también moral de victoria».

«Porque estoy convencido», ha concluido, «de que un día más es un día menos. Un día más para ver  que más de 12.000 compatriotas que se han sanado de la enfermedad, un día menos para ver extirpado el virus de nuestras vidas».

Lo último en España

Últimas noticias