Rahola propone celebrar en Bruselas la investidura de Puigdemont como presidente

Pilar Rahola
Puigdemont conversa con Pilar Rahola (Foto: EFE)

La biógrafa de Artur Mas, Pilar Rahola, ya ha encontrado la solución: que los diputados independentistas se trasladen a Bruselas para celebrar allí la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

La periodista ha lanzado la propuesta en su perfil de Twitter con el siguiente mensaje: "¿Y si hacemos la sesión de investidura en Bruselas, con la mayoría independentista? Perdonad, pero alguien tenía que decirlo…"

En todo caso, la sesión no podría celebrarse en la sede del Parlamento europeo, donde a Puigdemont le han prohibido entrar. Más allá de la posible broma, todo indica que Carles Puigdemont no tiene intención de regresar a España para asistir a la sesión de investidura convocada para el próximo día 17, por miedo a ser detenido.

La periodista Pilar Rahola, que lleva años actuando como la portavoz oficiosa de los independentistas, lo ha sugerido así en el siguiente mensaje publicado el viernes: "Debido a la reiterada voluntad opresora del Estado, es imperativo que el presidente Puigdemont no regrese de Bruselas. Necesitamos su voz libre en el corazón de Europa".

Algo que complica las cosas, ya que parece improbable que Puigdemont pueda ser investido sin estar presente en el Parlament. El propio reglamento de la Cámara autonómica establece en su artículo 146 que durante la sesión de investidura el candidato deberá exponer su programa de gobierno y debatir sus propuestas con los grupos de la oposición.

Los independentistas ya han anunciado que están buscando fórmulas para que la investidura de Puigdemont pueda celebrarse por vía telemática, es decir, que el candidato participe en el debate desde Bruselas a través del plasma. Algo que supondría una burla al reglamento del Parlament.

Si finalmente esta idea no sale adelante podría abrirse la pugna entre los dos grandes partidos independentistas para imponer a otro candidato: con Oriol Junqueras en la cárcel, ERC defendería la investidura de Marta Rovira, cuyas apariciones en televisión durante la campaña electoral hundieron las expectativas del partido republicano. Por su parte, Junts per Catalunya podría optar por la diputada Elsa Artadi, quien ha actuado como la jefa de campaña de Puigdemont.

Con una dificultad añadida: con cinco diputados en Bruselas y tres en prisión, los independentistas no podrían sumar su mayoría absoluta de 70 escaños, sino que se quedarían en 62. Aún así, superarían a los 57 diputados que suman Ciudadanos, PSC y PP. En cuanto a la marca catalana de Podemos, Catalunya en Comú, todo indica que seguirá apoyando a los independentistas, como ha hecho hasta ahora. El 7 de abril vence el plazo legal para elegir a un presidente de la Generalitat. Si no se ha producido el acuerdo antes, el Gobierno estará habilitado para convocar unas nuevas elecciones autonómicas en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias