Vallecas

Podemos quiere expulsar a Vox de Vallecas: convierte en víctimas a 13 denunciados por acoso

Podemos quiere expulsar a Vox de Vallecas. Los de Santiago Abascal denunciaron en la pasada campaña electoral ante los tribunales a un grupo de vecinos que les acosaron y les obstaculizaron el reparto de folletos en una mesa informativa en ese distrito madrileño. Ahora, los denunciados por Vox tienen que ir a declarar y grupos vinculados a la coalición Unidas Podemos ha emprendido una campaña en su defensa bajo el pretexto de «expulsar al fascismo» de su barrio.

Desde Vox apuntan a la existencia de «coacciones con el agravante de discriminación ideológica«. Señalan que fueron varios días de acoso y lamentan que tuvieron que irse antes de la hora prevista.

Una portavoz de los 13 vallecanos denunciados por Vox es Elena Ortega, la madre de Alfon (el joven condenado por tenencia de explosivos en su mochila durante la manifestación de la huelga general de 2012). En un vídeo difundido en las redes sociales, la madre de Alfon relata cómo se enteraron de que Vox había montado «una mesa de propaganda fascista en el centro comercial del barrio y, tras ello, espontáneamente salimos con nuestras cacerolas para decirles que no les queremos en nuestras calles».

«No queremos su discurso de odio contra las mujeres, los inmigrantes, los pobres… no les queremos en nuestros barrio. Coreamos ‘fuera fascistas de nuestro barrio’ «, afirma la madre del condenado por tenencia de explosivos.

Los vecinos que ahora tendrá que explicar al juez sus coacciones a Vox han recibido el apoyo de Izquierda Unida, el Partido Comunista de España y otras formaciones integradas en Unidas Podemos. De hecho, las diputadas moradas Sol Sánchez y Vanessa Lillo acudieron a un acto de apoyo a estos vallecanos llevados por Vox a los tribunales.

A diferencia de lo que denuncia Vox en un escrito registrado en los Juzgados de Plaza Castilla, donde apuntan que hubo acoso, la madre de Alfon señala: «Hicieron su actividad hasta la hora prevista y estaba la Policía de testigo, no hubo ninguna cuestión, ningún altercado, estábamos ejerciendo nuestro derecho de manifestación y de expresión».

«Nos han denunciado llamar fascistas a los fascistas. Los que mandaban a las cunetas a nuestros abuelos siguen mandando hoy. Ya es hora de que demócratas dejen de ir a los banquillos y a la cárcel», ha comentado el otro portavoz del colectivo, Juan Bravo, contrariando la versión de Vox.

«El objetivo en el juicio es mostrar que estas personas son unos fascistas y que en los barrios populares y trabajadores no son bienvenidos los discursos de que hay que bajar los impuestos a las rentas más altas, dotar de menos recursos de infraestructuras… Es gente que lucha no contra los desahucios o por defender la sanidad y educación. Esperamos que se nos absuelva o una vez más la Justicia en este país se pondrá en evidencia», concluyen.

Llaman a sus seguidores a mostrar su apoyo a la entrada al juicio y han organizado una fiesta con teatro, música y una paella popular para recoger fondos.

Lo último en España

Últimas noticias