Congreso

Podemos exige a Interior quitar las multas a familiares de presos de ETA que viajaron pese a la alarma

El parlamentario comunista Enrique Santiago realiza la petición al director general de la Policía

Los actos de culto a ETA se disparan un 57% el año de Sánchez y su idilio con Bildu

Ver vídeo
La formación de Iglesias reclama al director de la Policía que no sancione a los familiares de los presos de ETA.

Podemos ha pedido al Ministerio del Interior que levante las multas impuestas a familiares de presos de la organización terrorista ETA que se desplazaron hasta las cárceles a visitarlos pese al confinamiento perimetral y el estado de alarma por el coronavirus.

El parlamentario de Unidas Podemos y secretario general del Partido Comunista (PCE), Enrique Santiago, hizo este emplazamiento públicamente al director general de la Policía, el socialista Francisco Pardo, en su comparecencia de este miércoles en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

«Nos preocupa (…) nos han llegado preocupaciones sobre sanciones impuestas a familiares de personas internas en prisión por visitas efectuadas durante el estado de alarma. Imagino que habrán tomado medidas para que no sean sancionadas personas que durante el estado de alarma van a realizar las comunicaciones autorizadas por la legislación penitenciaria», señaló Enrique Santiago al director general de la Policía, cargo político nombrado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El que ha sido abogado de la narcoguerrilla autodenominada Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) evitó indicar a quiénes se estaba refiriendo, en este caso, a los familiares de presos etarras. Ambas organizaciones mantuvieron estrecha relación durante años. Por ejemplo, en el año 2011 dos ex miembros de las FARC confesaron al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que integrantes de ETA les adiestraron en la mejora del manejo de explosivos en campamentos instalados en la selva entre los años 2002 y 2008.

El pasado noviembre en una rueda de prensa en Vitoria, los portavoces de Sare, Joseba Azkarraga, y de Etxerat, Patricia Vélez, denunciaron que se había se había incoado expediente administrativo por atravesar territorios confinados perimetralmente a nueve familiares de presos de ETA que habían viajado a las prisiones de Puerto I y Puerto III (Cádiz) y de Ávila para visitar a los reclusos. También hablaron de un desplazamiento a la de Teruel que cumplió su objetivo.

Estos portavoces proetarras señalaron que los familiares de los pistoleros «viajaron provistos de documentos que acreditaban causas justificadas para su desplazamiento: el comprobante de las visitas autorizadas y, además, en el viaje de vuelta, el justificante de que la habían realizado, que fue expedido en la totalidad de las prisiones, excepto en Granada», manifestaron.

Un «nuevo ciclo político»

«A los familiares y allegados la situación les viene dada, no tienen necesidad alguna de viajar, atravesar distintos territorios en el Estado español para llegar a prisiones lejanas», subrayaron. En este sentido, Azkarraga y Vélez insistieron en que «los presos deberían estar en prisiones vascas, tal y como aconseja la Ley penitenciaria y determina el nuevo ciclo político». Un acercamiento que exigieron con «con urgencia a las cárceles vascas, a Zaballa, porque cada día son mayores las consecuencias irreparables del alejamiento», apostillaron.

Ese nuevo «ciclo político» que esgrimieron tales portavoces pasa por la inclusión de EH Bildu, los herederos del brazo político de ETA, en la «dirección del Estado», como pretende el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. El dirigente morado se pronunció así tras negociar con el cabecillas de los proetarras, Arnaldo Otegi, el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado de 2012. Además, el ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 quiere que los batasunos participen en las negociaciones sobre la renovación del Consejo General del Poder (CGPJ).

Otros 11 etarras acercados

En cuanto al acercamiento de presos etarras que también reclamaron Azkarraga y Vélez, el Gobierno de Pedro Sánchez atendió sus demandas en las semanas siguientes con una concesión récord de beneficios penitenciarios. Los últimos fueron conocidos este mismo miércoles, penúltimo día del año. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias informó del traslado de otros once internos relacionados con la banda terrorista ETA, ocho de ellos con delitos de sangre, así como de Manuel Pérez Martínez, alias ‘Camarada Arenas’, histórico y sanguinario jefe de los GRAPO.

Entre los etarras se encuentra Juan Carlos Iglesias Chouza, alias ‘Gadafi’, que será trasladado de la cárcel de Alicante II a la de Dueñas, en Palencia. Cumple una condena de 30 años por los delitos de asesinatos, atentados, estragos, terrorismo, depósito de armas y explosivos, detención ilegal y robo con violencia. ‘Gadafi’ tiene a sus espaldas una veintena de crímenes, como el de Fabio Moreno, un niño de dos años.

Otro conocido pistolero es José Ignacio Guridi Lasa, que será trasladado de la cárcel de Jaén a la prisión de Mansilla de las Mulas, en León. Guridi fue condenado a 30 años por el asesinato del periodista José Luis López de la Calle.

También figura en esta nueva remesa uno de los autores de la salvajada de la T4 del aeropuerto de Barajas, donde murieron Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio. Igor Portu será conducido desde el centro penitenciario de Córdoba a la prisión de Daroca, en Zaragoza. Tras ingresar en prisión el 11 de enero de 2008, cumple una condena de 40 años de prisión por asesinato, organización criminal, tenencia de explosivos, estragos e incendios.

Lo último en España

Últimas noticias