Podemos continúa su ofensiva contra el Rey

Pablo Iglesias y Felipe VI
Pablo Iglesias y Felipe VI. (Foto: EFE)

Bajo el castizo título ‘La Corona, ¿pa cuando?’, Podemos se dispone a hacer del ataque a la institución de la monarquía el tema estrella de sus debates y mesas redondas en los cursos de su Universidad de Otoño. La fecha elegida por los integrantes del grupo político para arrancar esos cursos es el día 12 de Octubre, jornada en la que se celebra la Fiesta Nacional. Mientras que las tropas de las Fuerzas Armadas desfilen por la Castellana ante la Familia Real, el que fue Jefe del Estado Mayor de la Defensa y hoy miembro de Podemos, Julio Rodríguez, debatirá con el cofundador de la formación morada, Juan Carlos Monedero, y con la vicepresidenta cuarta del Congreso de los Diputados, Gloria Elizo, las estrategias que hay que poner en marcha para acabar con la monarquía en España y sustituirla por una república.

Para averiguar cuál va a ser la altura del debate, no hay más que escuchar a Juan Carlos Monedero —que fue número tres de Podemos— en su programa La Frontera en el que asegura que los ciudadanos de España lo que quieren es que los Reyes sólo estén en los cuentos, de donde no tenían que haber salido nunca. Monedero, que tuvo que ser apartado de la dirección de Podemos por tratar de pagar menos impuestos a Hacienda por unos ingresos más que dudosos, asegura en su programa de televisión que el actual jefe del Estado llegó al trono de rebote, al dimitir su padre el Rey don Juan Carlos. También se permite el fundador de la formación morada criticar ferozmente la intervención de hace un año del Rey Felipe sobre Cataluña, que devolvió la esperanza a tantos ciudadanos de España y Cataluña en un momento político tan confuso para el Estado español.

La izquierda radical no cesa en su empeño de tratar de desmontar la monarquía en España a pesar de que los sondeos hechos por empresas privadas —¿para cuando la del CIS?— aseguran que la opinión mayoritaria está conforme con el sistema de Estado actual y cambiar al sistema republicano no esté en sus mentes por ahora.  Hace pocos días, también el incansable Julio Anguita, retirado de la política de aquella manera pues aparece y desaparece de la escena pública de cuando en cuando, anunciaba a bombo y platillo que iba a liderar una ofensiva a favor de la tercera república española. Esperemos que la ofensiva se quede en propagandística y no pase a más porque la palabra elegida tiene unas connotaciones bélicas algo preocupantes.

Es verdad que el camino que tiene por delante el actual monarca está plagado de dificultades, a nadie se le escapa viendo las sistemáticas faltas de respeto que protagonizan los radicales independentistas catalanes al pisotear y quemar fotos de Felipe VI con total impunidad. O al escuchar, inasequible al desaliento, al presidente de la Generalitat de Cataluña exigir al Rey que pida perdón por su más que oportuna intervención de la noche del 3 de Octubre del año pasado de forma persistente. Pero si don Felipe no pierde la calma y sigue por el camino de la razón y del sentido común, habrá que confiar en que la monarquía siga teniendo su razón de ser en un país como España, tan tendente a proponer fórmulas que llevarían a la autodestrucción y al desastre.

Últimas noticias