Sánchez se promociona en Nueva York con el mismo “fondo buitre” por el que el PSOE denunció a Botella

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en Nueva York en un acto junto a la mano derecha de Soros Dawn Fitzpatrick.

El fondo de inversión norteamericano Blackstone, que el PSOE y el Ayuntamiento de Manuel Carmena utilizaron para atizar fuerte a la ex alcaldesa Ana Botella, sirve de ayuda a Pedro Sánchez a promocionarse en sus viajes a Nueva York.

El ‘fondo buitre’, como lo denomina la izquierda de Madrid, agasajó el 26 de septiembre del año pasado a Sánchez en la ciudad de los rascacielos entre otros dirigentes de compañías multinacionales y fondos de inversión. Durante esta semana, en la que el presidente en funciones asiste a la Asamblea General de las Naciones Unidas y a un foro sobre el cambio climático, Blackstone participará así mismo en los encuentros organizados por los empresarios norteamericanos.

Sánchez se promociona en Nueva York con el mismo “fondo buitre” por el que el PSOE denunció a Botella

Sánchez en su agenda en la ciudad de los rascacielos ha reservado unas horas a varios eventos económicos y encuentros con inversores norteamericanos. El más importante es un foro organizado por la Cámara de Comercio bajo el título en inglés: "Latin America, the United States and Spain in the Global Economy Forum".

El presidente en funciones ya visitó en 2018 la Cámara de Comercio de EE-UU y España (AmChamSpain) en la ciudad de los rascacielos, tan sólo tres meses después de su llegada a la Presidencia.

Sánchez se fotografía con Blackstone

OKDIARIO desveló ayer que en el citado encuentro también se encontraba la jefa de inversiones del filántropo millonario, Dawn Fitzpatrick, en el Soros Fund Management. En la misma fotografía, junto a Sánchez y a la ejecutiva de Soros que se encarga de las finanzas de Open Society Foundation, también posaba el representante de Blackstone, el fondo de inversión que había sido criminalizado por el PSOE con el calificativo de "buitre".

Blackstone, que ha invertido en España 23.000 millones de euros, figuraba junto a firma como Lone Star Funds, York Capital, Morgan Stanley, Brookfield, Providence y Key Square, entre otras.

Blackstone llegó a un acuerdo en 2003 con el entonces equipo de Gobierno de la alcaldesa Ana Botella para adquirir a través de una de sus filiales una cartera de viviendas sociales, propiedad del ayuntamiento, que estaban destinadas a alquiler.

La querella perdida por Carmena 

Tras la llegada de Manuela Carmena al edificio de Cibeles emprendió, con el apoyo del grupo socialista, una persecución sin tregua contra su antecesora en el cargo, Ana Botella, a la que acusaban de haber malvendido la propiedad municipal a quienes calificaban de "fondo buitre". Y, a base de una campaña de propaganda, lograron introducir en el lenguaje de los medios de comunicación afines el vocablo despectivo "buitre".

Carmena, también con el apoyo de los socialistas sanchistas, presentó una demanda ante el Tribunal de Cuentas contra Botella y su equipo por la venta de los inmuebles de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a la firma Blackstone.

Toda esa información contra Botella fue divulgada profusamente por el eldiario.es y Público, que ahora silencian los apoyos que recibe el candidato socialista del que denominaban "fondo buitre" y del especulador de las finanzas George Soros.

En un principio Botella y su equipo fueron condenados por el Tribunal de Cuentas al pago de una multa de 22 millones por vender, según la sentencia, viviendas por debajo del precio de mercado. Sin embargo, en julio pasado el mismo tribunal revocó la sentencia por no haber existido ninguna irregularidad. Según su criterio, nunca se había producido "negligencia grave" ni "daño a los caudales públicos".

La pataleta de los podemitas

La revisión de la sentencia inicial se producía tras el recurso que presentó Carmena al considerar que la multa había sido muy baja. Esa acción política de la anterior alcaldesa propició un nuevo criterio del Tribunal, que con tan solo un voto en contra, avaló la inocencia de los encausados. Los políticos del Partido Popular fueron absueltos pero antes sufrieron un linchamiento sin precedentes desde el Ayuntamiento y sus medios afines.

Y como cabía de esperar, tanto el PSOE como Mas Madrid y los podemitas criticaron y rechazaron la sentencia porque, según ellos, el tribunal estaba presidido Ana Mariscal de Gante, ex ministra del Gobierno de José María Aznar, el esposo de Ana Botella. El nuevo equipo municipal, bajo la batuta de Martínez Almeida, se ha opuesto a más recursos y ha dejado el asunto por zanjado.

Ahora es Sánchez quien se fotografía con los dirigentes de Blackstone, por otra parte algo corriente para un jefe de Gobierno que se desplaza a Nueva York en busca de inversiones para su país.

Lo último en España

Últimas noticias