Entrevista en Telecinco

Casado mantiene su ‘no’ a Sánchez y dice que el PP no siente "presión para abstenerse"

Pablo Casado ha dejado claro este miércoles que Pedro Sánchez tiene "tres opciones" para ser investido presidente del Gobierno y ninguna de esas alternativas pasa por la abstención del Partido Popular. El líder del PP critica a Sánchez por pedir el apoyo de los populares haciendo una comparación con una situación, la de Mariano Rajoy en 2006, totalmente diferente.

Casado ha añadido que su partido no está sintiendo "presión pública para la abstención" porque "la gente entiende" que el PP es "la alternativa" a Sánchez. Así se ha pronunciado después de que 66 diputados socialistas de la pasada legislatura hayan firmado una carta pidiendo al líder del PP que se abstenga "sin condiciones".

En una entrevista en Telecinco, Casado ha señalado que Sánchez se opuso en 2016 a esa abstención del PSOE y ha recordado que entre los diputados socialistas que firman ahora esa petición "faltan Pedro Sánchez, Meritxel Batet o el presidente del Senado, que hicieron del ‘no es no’ una bandera".

En este punto, el líder de los populares ha subrayado que su partido no ha dicho "no es no" sino un "no pero sí", dado que no está dispuesto a abstenerse para facilitar la investidura, pero sí a acordar pactos de Estado con Sánchez para dar "estabilidad" a la legislatura.

Pactos con Podemos

Casado ha destacado que, tras las elecciones autonómicas y municipales, el PSOE ha llegado a acuerdos con Podemos en "10 capitales de provincia, 10 diputaciones y siete comunidades", por lo que cree "lógico" que busque ahora un pacto con esa formación o incluso que recabe el apoyo de Cs. De hecho, ha recordado que hace tres años, tras las generales de diciembre de 2015, el propio Pedro Sánchez selló con Albert Rivera el llamado "pacto del abrazo".

"Quizá por eso, nosotros no estamos sintiendo la presión pública para la abstención porque la gente entiende que somos precisamente la alternativa a un gobierno de Pedro Sánchez", ha enfatizado Casado, que ha criticado que el jefe del Ejecutivo en funciones busque "responsabilizar" al PP de la actual situación.

Casado ha admitido que Sánchez no le solicitó este miércoles esa abstención técnica del PP ni le informó de la carta de los diputados del PSOE en la reunión que mantuvieron en el Congreso para hablar de la investidura. Eso sí, ha dicho que tiene "una buena relación" con el jefe del Ejecutivo y se "va a sentar con quien haga falta para mejorar la situación política de incertidumbre que hay en España" porque para eso les "pagan los españoles".

Las 3 alternativas de Sánchez

Casado ha insistido en que en 2016 "no había una aritmética alternativa posible" porque entonces era necesaria la abstención del PP para "no ir a unas terceras elecciones" y "después de 10 meses con un gobierno en funciones". Por eso, ha dicho que ahora la situación actual "no tiene nada que ver " con aquella porque hay "otras tres alternativas aritméticas para desencallar la legislatura".

Así, el presidente del PP ha repasado las "tres opciones" que tiene Sánchez: pactar con Podemos y con los independentistas; acordar con Podemos y con los partidos regionalistas; y la tercera, llegar a un pacto con Ciudadanos. "La cuarta puerta a la que tocar sería una abstención del PP, pero no hay un programa, no hay propuesta de coalición", ha indicado.

Casado ha insistido en que la investidura "depende de aquellos con los que Sánchez ha decidido pactar" y ha agregado que no es "muy coherente" llegar a pactos en autonomías y ayuntamientos con Podemos, los abertzales o los independentistas, y luego pedir al PP que desbloquee la legislatura.

Además, ha criticado la pasividad de Sánchez en estos dos meses que han transcurrido desde las generales del 28 de abril, dado que Rajoy en 2016 tenía un programa de gobierno y quería hacer una "gran coalición a la alemana". "Sánchez no se lo ha ofrecido a Podemos pero tampoco se lo ha ofrecido a Cs y al PP", ha resaltado.

Por eso, Casado ha censurado que el candidato socialista "simplemente esté esperando" a que el resto de partido se "retraten". "Creo que todo el mundo ha reconocido que el PP ha tenido una posición muy responsable porque no sería bueno para España quedarse sin alternativa", ha abundado.

Casado ha pedido a Sánchez ser "consciente" de que solo tiene 123 escaños y, por lo tanto, "no puede pretender gobernar en solitario". "¿Hasta qué punto puede decir que no quiere compartir su Gobierno con Podemos?", se ha preguntado, para añadir que es el presidente con la mayoría "más exigua" de la democracia española.

Reforma electoral

Una vez más, Casado ha defendido una reforma electoral para que el partido ganador de las elecciones tenga una prima de escaños, como existe en Grecia o Italia, para evitar "parálisis" como la actual. Además, ha señalado que su propuesta no implica reformar la Constitución, dado que ya permite que haya hasta 400 diputados (actualmente hay 350).

Según ha añadido, una reforma de ese tipo permitiría la gobernabilidad porque con la irrupción de nuevos partidos en España se ha visto "resentida". "Siempre he defendido el bipartidismo y creo que los españoles están viendo que teníamos una mayor estabilidad política y, por tanto, un mayor crecimiento económico", ha concluido.

Lo último en España