Ante la demanda presentada en Bélgica contra el juez por Puigdemont

El bufete belga Liedekerke Wolters Waelbroeck Kirpatrick defenderá a Llarena por 544.982€

El-juez-Pablo-Llarena
El juez Pablo Llarena. Foto: Europa Press

El Ministerio de Justicia ha decidido encomendar al bufete belga Liedekerke Wolters Waelbroeck Kirpatrick la representación del Estado español y del magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ante el tribunal de instancia de Bruselas que tramita la demanda civil presentada por el expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont, y 4 exconsellers contra el instructor del proceso penal en el que los demandantes han sido procesados.

Así lo ha anunciado el Ministerio de Justicia que dirige Dolores Delgado este jueves en un comunicado: "Una vez concluido el trámite de selección del despacho de abogados, la documentación fue remitida a la Embajada española en Bruselas, donde representantes legales de la legación diplomática y el bufete firmaron el preceptivo contrato. El valor de la adjudicación asciende a 450.413,22 euros, a los que hay que sumar otros 94.568,78 en concepto de impuestos, lo que supone un total de 544.982 euros"

Según el Ministerio de Justicia, "una vez formalizado el contrato, el bufete Liederke Wolters Waelbroeck Kirpatrick asumirá la representación procesal del Estado y del magistrado Llarena para, de acuerdo con la dirección técnica que ejercerá la Abogacía del Estado, defender la soberanía e inmunidad jurisdiccional de la Justicia española ante los tribunales belgas, defensa que incluye la del instructor del Supremo".

El Gobierno anunciaba este domingo que había atendido todas las indicaciones del CGPJ “hasta este momento” en relación a la demanda contra el juez del Tribunal Supremo para defender los intereses del país, y que atenderá las peticiones “de salvaguarda de la soberanía jurisdiccional española” que en el futuro pueda realizar el Poder Judicial.

Previamente, el jueves pasado Justicia había descartado la defensa de Llarena asegurando que ante las “expresiones o manifestaciones privadas realizadas por el juez Llarena”, el Gobierno no podía “actuar, puesto que supondría defender a un particular por afirmaciones de carácter privado ajeno a su función”.

El bufete, según su página web, fue fundado en 1965 "por abogados comprometidos con la excelencia legal". "Liedekerke es una firma de abogados independiente reconocida por su liderazgo y experiencia".

"Como cliente puede confiar en equipos flexibles y multidisciplinarios. Cada una de nuestras áreas de práctica es altamente reconocida, y nuestros abogados son reconocidos por su compromiso con los intereses de nuestros clientes. En asuntos transfronterizos, lo asistimos con nuestra sólida capacidad de servicio internacional y nuestras relaciones con las principales firmas de abogados de todo el mundo" señala.

"Con más de 130 abogados, nuestro objetivo no es ser la empresa más grande, sino ser la mejor opción para los clientes que requieren asesoramiento confiable y soluciones legales innovadoras y conscientes de la actividad comercial. Aunque nos destacamos en la minimización de conflictos, cuando el litigio es inevitable, tenemos un registro de prevaleciente en los tribunales", concluye.

Últimas noticias