Crisis de coronavirus

Iglesias se burla de las residencias de mayores: no les ha recibido ni una sola vez en 6 meses de pandemia

El Gobierno confirma que Iglesias ha delegado los contactos en el Imserso y en el secretario de Estado de Derechos Sociales

Una juez rechaza una querella contra Ayuso por la gestión en las residencias: "Era una carencia estatal"

residencias
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, no se ha sentado con los representantes de las residencias de mayores en estos seis meses de pandemia. Así lo revela una respuesta parlamentaria del Ejecutivo socialcomunista a Vox en el Congreso de los Diputados.

La diputada de Vox Reyes Romero preguntó al Gobierno sobre las razones por las que el vicepresidente segundo «se ha negado a reunirse con la patronal de las residencias de ancianos cada vez que ha intentado contactar con él».

Y la contestación del Ejecutivo, tramitada por la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes, confirma que Iglesias no ha recibido en el Ministerio a los representantes de la residencias, sino que ha delegado los contactos en el Imserso, organismo dependiente de su departamento, y en el secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez.

«Desde el propio Imserso, a modo de ejemplo, cabe citar las reuniones mantenidas a través de videoconferencia con Lares, el Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPs), o la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), respecto a la colaboración en diferentes proyectos», señala el Gobierno, que también alude a «los mantenidos por la Secretaría de Estado de Derechos Sociales».

Sin embargo, en ningún caso Iglesias participó en aquellas reuniones, y ello pese a que el mando único del Gobierno delegó en el vicepresidente segundo la gestión de la residencias durante el estado de alarma.

Tal y como publicó OKDIARIO y recoge la diputada de Vox en la exposición de motivos de su pregunta, hasta en cinco ocasiones la patronal de residencias de ancianos intentó contactar con el vicepresidente social para trasladarle las preocupaciones del sector. Y todas ellas fueron ignoradas, según fuentes del Círculo Empresarial de Atención a Personas (CEAPs), el organismo estatal de la dependencia más importante de España en cuanto a plazas y representatividad y que agrupa a empleados que atienden a más de 370.000 personas, tanto en residencias como en servicio de atención en domicilio y teleasistencia.

«En concreto, los días 27 de enero, 3 de febrero, 20 de marzo, 24 de marzo, 30 del mismo y el 5 de mayo, la referida patronal solicitó formalmente por las vías legales reunirse con el Ministro de Asuntos Sociales para trata los gravísimos problemas que se estaban planteando en las Residencias de Ancianos de toda España, en los que estaban muriendo miles de personas sin que les permitiera el ingreso en hospitales», relata Reyes Moreno.

Para la diputa de Vox, «se da la grave circunstancia de que dicho Ministerio ha prestado oídos sordos a esos intentos de contactar. El resultado es que 20.000 personas han fallecido en toda España como consecuencia de esta incomunicación entre la Administración y el sector privado» de las residencias.

«Un infierno»

En una comparecencia el pasado junio en el Congreso de los Diputados, la presidenta de CEAPs, Cinta Pascual, hizo una intervención muy crítica y contó cómo había tratado de contactar con los propios ministros y sólo encontró «reproches entre comunidades, entre partidos políticos».

«Nosotros no queríamos reproches. Estábamos en medio de una pandemia. Lo que estábamos sufriendo era inhumano. Sólo les pedía que nos sentáramos en una mesa y que el Gobierno dijese: vamos a solucionarlo», enfatizó. Además, señaló la situación había sido «un infierno», al tiempo que enunció la falta de medios personales y de recursos para hacer frente a la crisis.

«Le pedimos a los ministros que lo hiciésemos juntos, que nos facilitasen los medios, nada más. No puedo entender, se lo digo de verdad, que nadie nos echase una mano y estuviese a nuestro lado», afirmó. «Después de haber vivido este infierno no entiendo los discursos demagogos que he oído en foros, televisiones y en el Congreso de los Diputados. No creo que sea el discurso que necesita este país», lamentó.

Además, Pascual lanzó una velada crítica a las embestidas del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, contra el sector privado de las residencias y le advirtió: «No somos mercenarios, somos pymes que hemos luchado mucho para llegar hasta aquí. En algunos pueblos somos la empresa más grande que hay».

«Cuestión de Estado»

De cara a esta segunda ola de coronavirus, y ante un posible empeoramiento de la respuesta en las residencias, la patronal ha pedido que se considere «cuestión de Estado» la seguridad de las personas que trabajan y viven en estos centros. El Círculo Empresarial de Atención a las Personas (CEAPs) ha reclamado que se tenga en cuenta esta consideración para «evitar las diferencias que se están produciendo entre los territorios y evitar la aparición de nuevos brotes que afectan a la población especialmente vulnerable».

Lo último en España

Últimas noticias