Cake Minuesa en el pueblo natal del ex president fugado

La hermana de Puigdemont acosa y fotografía a reporteros de OKDIARIO tras expulsarlos de su pastelería

El pueblo natal del prófugo Carles Puigdemont tiene ciertas similitudes con aquéllos del País Vasco de los años del plomo: una plaza ‘decorada’ con motivos políticos inconstitucionales, efigies de presos, la presión de las miradas al que es recibido como hostil… e incluso alguna ikurriña colgada de un balcón.

Y es que no fueron sólo las miradas: la hermana del ex presidente de la Generalitat —ahora huido en Bruselas— siguió a los periodistas por el pueblo y los fotografió para controlar todos sus movimientos durante la visita a la población gerundense.

Amer (Gerona) es una población de algo más de 2.200 habitantes, donde todo el mundo se conoce y en la que Puigdemont es venerado como un héroe. Vecinos que se prestan a hablar con Cake Minuesa dicen que el ex presidente golpista de la Generalitat "lo ha hecho bien". Así, en general. Cuando se les inquiere si se refieren a lo de escaparse a Bélgica… silencio, pero nadie critica al ‘hijo predilecto’.

Paseando las calles de Amer, el reportero de OKDIARIO habla con una lugareña y ésta le cuenta que "dicen que se ha separado de su mujer", hablando de Puigdemont, "para que ella no vaya detrás si es que él tiene problemas".

Así, CiudadanOK llega hasta la puerta de la pastelería Puigdemont para intentar hablar con la hermana del ex president. "¡Fuera, fuera!", se escucha desde dentro del local mientras alguien baja las persianas. "¡Y esa cámara, apagada, eh!".

Cake Minuesa es reportero incisivo, pero respetuoso cuando se le dice que no. De modo que el periodista de este periódico da la vuelta y entabla una conversación con otro vecino. Lazo amarillo en la solapa, este paisano no tiene ningún problema con la libertad de expresión ni con confrontar ideas… eso sí, contestando en catalán a todas las preguntas hechas en castellano.

Antes de poder atender a Minuesa, la hermana de Puigdemont asoma la cabeza por la puerta: "¡No te recomiendo que hables con ellos!"

Y, aunque el vecino defiende en todo al ex presidente fugado, se escabulle con dificultad de sus propias contradicciones y acaba comparando a los independentistas presos con los radicales violentos que golpearon a dos guardias civiles y sus esposas en Alsasua (Navarra), nada como la constatación de que los reporteros de OKDIARIO no sólo eran recibidos hostilmente por una parte de los parroquianos, sino que además eran acosados y fotografiados calle tras calle… por la propia hermana de Carles Puigdemont.

Lo último en España

Últimas noticias