La Guardia Civil: “La casa de Iglesias es más grande que nuestro cuartel, no nos caben los agentes que pide”

La Guardia Civil: “La casa de Iglesias es más grande que nuestro cuartel, no nos caben los agentes que pide”

La pretensión del Ministerio del Interior, liderado por Fernando Grande Marlaska, era cubrir sólo siete de las plazas exigidas y hacerlo, además, por medio de parches: llevando agentes que los pretendía quitar de otros destinos.

Las exigencias de seguridad de Pablo Iglesias y su casoplón se han convertido en todo un culebrón. La Guardia Civil ha comunicado que necesita diez agentes más para poder garantizar la seguridad que pide el líder de Podemos. La pretensión del Ministerio del Interior, liderado por Fernando Grande Marlaska, era cubrir sólo siete de las plazas exigidas y hacerlo, además, por medio de parches: llevando agentes que los pretendía quitar de otros destinos.

Pero, además, y para colmo, prácticamente ningún agente quiere ese destino y los que había hace meses guardando la casa de los dirigentes morados han pedido cambio de plaza. Y, para terminar el jaleo, ni siquiera caben los agentes que se necesitan en un cuartel de la Guardia Civil –el de Galapagar– que se encuentra en un estado lamentable, sin vestuarios femeninos, con el personal hacinado y hasta los documentos amontonados por las esquinas. Y es que, como señalan desde la Guardia Civil, “la casa de Pablo Iglesias se encuentra en una superficie que es casi más grande que el propio cuartel: no nos caben los agentes que pide para poder cubrir ese perímetro de superficie las 24 horas del día”.

Las necesidades extra son fáciles de calcular: los turnos de guardia se deberían dividir, según las exigencias de seguridad, en al menos cinco para poder hacer las rotaciones semanales necesarias y evitar la acumulación injusta de festivos y libranzas. Y en cada uno de esos turnos debe haber dos agentes. Por lo tanto: diez guardias. El puesto de Galapagar ha dado cobertura hasta el momento a su localidad y a más municipios cercanos cuando las comisarías o cuarteles se encuentran de guardia. “Destinar diez agentes sólo a la casa de Pablo Iglesias significa desproteger todo el resto de funciones”, señalan agentes del Cuerpo.

Los agentes describen la situación en la que viven con ironía. Y es que los edificios del cuartel de la Guardia Civil, uno de dos plantas y otro de una que en origen era el garaje, ocupan una superficie muy parecida a la de la finca de Iglesias. Es más, el edificio de dos plantas cuenta con la planta alta prácticamente inutilizada, ya que la planta superior cuenta con cuatro habitaciones para solteros –pabellones de solteros–.

En la primera planta alberga la oficina del comandante del puesto, la de denuncias, un almacén, cuarto de puertas, sala de espera y 2 calabozos en un pequeño espacio. El otro edificio alberga tres oficinas y los vestuarios, donde no hay espacio ni para tener uno femenino. Y todo con los archivos amontonados por los pasillos y oficinas al no haber espacio para un cuarto de archivo. Y con esa tesitura, en caso de llegar más agentes, tendrían que hacerles huecos no saben dónde.

Además, la Benemérita cuenta en esa ubicación y en estos momentos con un agujero de nada menos que siete bajas, especialmente porque muy pocos agentes quieren mantenerse en ese destino u optar a esas plazas.
Interior decidió cubrir hace diez días al menos las siete vacantes, pero lo hizo sin dotar plazas nuevas y quitando recursos de otros destinos, algo que fue publicado por OKDIARIO y que provocó el enfado interno del Cuerpo. El parcheo, además, se pretendía realizar dando prioridad a este boquete frente a otros que tiene el Cuerpo: otros prioritarios para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Interior, en ese momento y tras la publicación de la citada noticia, tomó la decisión de paralizar esa orden de refuerzo con siete guardias civiles de la seguridad de Galapagar, ciudad de la sierra de Madrid en el que se encuentra el casoplón de Iglesias. Pero la decisión de paralizar este destino -adelantada también por este periódico- ha vuelto a dejar el punto de partida al puesto de Galapagar.

Últimas noticias