Crisis del coronavirus

El Gobierno pide «reflexión» tras ir ayer a una fiesta de 150 personas cuando no deja reunirse a más de 6

El Gobierno de Pedro Sánchez ha reaccionado este martes a la presencia de tres de sus ministros en la fiesta de aniversario de El Español pidiendo «autoreflexión». En el evento se juntaron alrededor de 150 personas, saltándose la norma -emanada del propio Gobierno- que prohibe reuniones de más de 6 personas. Algunos de los participantes ni siquiera llevaban mascarilla. Además, las imágenes muestran una ocupación de la sala superior al 50% que se le exige, por ejemplo a la hostelería.

«Nos atenemos a la prevención y a los protocolos. En ese acto se contaba con todas las garantías dictadas por la Comunidad de Madrid para permitir ese aforo», ha asegurado Montero, a pesar de que en las imágenes de la fiesta difundidas se aprecian varias irregularidades», ha asegurado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros.

Montero ha dicho que «toca una autorreflexión por parte de todos los que participamos en actos públicos para limitar nuestra presencia física». «Somos conscientes de que somos referentes del conjunto de la población», ha advertido.

«Aún siendo legal, y respetando los protocolos, podemos entender que haya que, de alguna manera, cuidar esas situaciones para que no sean malinterpretadas por otros», ha asegurado Montero.

Superando la ocupación

Esa «malinterpretación» de las imágenes, sin embargo, ha sido ampliamente señalada en redes sociales: la sala donde se celebra el evento está prácticamente a rebosar, con mesas redondas alrededor de las que se juntan los invitados -muchos sin mascarilla-.

La fiesta, a todas luces, incumple la normativa de evitar reuniones de más de seis personas, que lleva en vigor unos días en toda España y desde hace semanas en regiones como Madrid -donde se celebró el evento-. La hostelería, por otra parte, tiene actualmente una restricción del 50% de ocupación.

Desde la organización del evento se ha defendido que no se ocupó más del 33% de la capacidad, aunque ese porcentaje representa a todo el edificio donde se celebró, no a la sala donde tuvo lugar el acto.

De fiesta en plena alarma

Salvador Illa, ministro de Sanidad, acudió junto a otros tres ministros del Gobierno de Pedro Sánchez a la fiesta que organizó El Español con motivo de su quinto aniversario, evento que congregó a 150 personas en un recinto cerrado en pleno de estado de alarma por el coronavirus. A Illa le acompañaron Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, Margarita Robles, ministra de Defensa, y José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura.

En varios momentos de este acto no se respetó la distancia de seguridad para evitar el contagio del virus y algunos invitados se llegaron a quitar la mascarilla, tal y como consta en las fotos publicadas por el propio diario. La fiesta se celebró en el Casino de Madrid en pleno estado de alarma, que impide las reuniones sociales de más de 6 personas, ya sean públicas o privadas. Todo las formaciones parlamentarias estuvieron representadas, salvo Vox y Podemos.

Algunos de los dirigentes políticos que asistieron no dieron ejemplo con el uso obligatorio de la mascarilla que todos los ciudadanos deben llevar en todos los espacios. Fue el caso del ministro Juan Carlos Campo o de Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos y diputada en el Congreso. También prescindieron de la mascarilla Teodoro García Egea, secretario general del PP, Pablo Casado, líder del PP, José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Pablo Montesinos, vicesecretario de Comunicación del PP. Salvador Illa sí que la llevó en todo momento.

Lo último en España

Últimas noticias