Caso 'Tándem'

García-Castellón, y no De Egea, será quien decida la puesta en libertad de Villarejo

Comisario Villarejo
Imagen del comisario Villarejo (EP).

El titular del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, será quien decida si concede la libertad al comisario jubilado, José Manuel Villarejo, que se encuentra en prisión preventiva desde el pasado 5 de noviembre del año pasado que ingreso en la cárcel de Estremera.

El letrado del ex comisario presentó el pasado viernes un escrito ante el juez refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Diego De Egea, solicitando la puesta en libertad de su cliente sospechoso entre otros delitos de organización criminal, extorsión y cohecho.

OKDIARIO ha podido saber por fuentes jurídicas que no será el juez de apoyo quien finalmente quien decida si Villarejo debe salir de prisión, sino que le corresponderá al juez García-Castellón, que instruye otras causas de corrupción como la Púnica y Lezo.

Explican que el escrito que ha presentado el pasado viernes el letrado no ha llegado todavía al juez. El proceso de tramitación requiere unos días. Una vez llegue la petición a manos del magistrado De Egea, éste deberá remitirlo a los fiscales de Anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano antes de pronunciarse al respecto.

El tiempo de Diego de Egea al frente del caso es corto. El magistrado tiene los días contado en la Audiencia Nacional después de que rechazase renovar como juez de apoyo de García-Castellón.

De Egea, en comisión de servicio hasta el 31 de diciembre, abandonará su despacho unos días antes, concretamente el 21 de diciembre. Fuentes consultadas por este diario aseguran que el juez adelantará su salida debido a las vacaciones navideñas.

De esta manera, regresará a la Audiencia el día de Fin de Año sólo para hacer oficial su salida al frente de la comisión de servicio. Todos los procedimientos que instruía el juez de apoyo pasarán de forma automática a García-Castellón.

Es la primera vez que Villarejo alega problema de salud para solicitar su salida de la cárcel. De hecho, a principios de diciembre eludió acudir a una citación en la Audiencia Nacional exponiendo precisamente que padecía problemas de espalda e hipertensión y el juez solicitó un informe médico que lo acreditase para estudiar si volvía a citarle o le tomaba declaración por videoconferencia.

Lo último en España