El ganador del concurso amañado pagó un proyecto del marido de la directora general de la DGT

Maria-Segui-DGT
La directora general de Tráfico, María Seguí.

El presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, pagó un proyecto del marido de la directora general de la DGT, María Seguí. Se trata del desarrollo de un simulador de conducción para entrenamiento en situaciones de riesgo que financió CNAE a la Universidad de Zaragoza donde el marido de Seguí, Francisco López Valdés trabaja como investigador. El propio Valdés se muestra sorprendido al atender la llamada de OKDIARIO y reconoce: "Teníamos un proyecto con CNAE" en el que el propio López Valdés participó.

Según fuentes de la propia universidad, “Valdés entró a trabajar recomendado por María Seguí”. Es ingeniero mecánico y fue contratado en el marco del proyecto europeo Bio-Advance cuyo investigador principal era el titular del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Zaragoza, Juan José López Alba. Valdés estuvo trabajando desde julio 2014 hasta diciembre de ese mismo año con cargo a los recursos económicos de investigación del profesor Alba y en la actualidad permanece trabajando como investigador en dicha institución.

Sus compañeros cuentan que el marido de Seguí llegó un día al laboratorio asegurando que se había puesto en contacto con el CNAE para financiarles un proyecto. Les llamó la atención que contactasen directamente con Valdés, ya que por lo general este tipo de empresas se dirigen al director que en este caso era Alba. “Yo le dije que podría ser legal pero no me gustaba nada. Tampoco éramos referente en ese tema en concreto y me pareció raro que nos lo encargasen a nosotros”, comenta Alba a este diario.

En un principio, puede parecer que se trate de una mera contratación de servicios, pero CNAE pasó del protocolo habitual y llamó directamente a Valdés para convencerle de que tenían que aceptar el proyecto. El hecho de la materia que se les pedía y la estrecha relación entre el matrimonio Seguí-López y Báez fue muy comentada en el laboratorio, lo que resultó “incómodo” para algunos compañeros. “Me pareció una práctica inaceptable y por eso, avisé a la universidad y pedí quedar al margen del proyecto. Sin embargo, nunca me borraron y aparezco como colaborador”, explica Alba.

La relación entre la DGT y Báez ha pasado a ser noticia de nuevo y forma parte de una investigación interna en Tráfico gracias a la grabación publicada en exclusiva por OKDIARIO en la que se escucha cómo el presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), José Miguel Báez, y la subdirectora adjunta de Formación Vial de la DGT, Marta Carrera, habrían acordado las condiciones del concurso para favorecer el monopolio de CNAE en los cursos obligatorios a los que deben acudir los conductores que pierden puntos y quieren recuperarlos.

En la grabación se escucha cómo Báez y Carrera acuerdan las condiciones que a posteriori se incluirían en los pliegos del concurso –la subdirectora de Formación Vial es la responsable de redactar los pliegos antes de que se publiquen en el BOE– para favorecer que los asociados de CNAE siguieran con un monopolio que dura ya 1o años.

Lo último en España

Últimas noticias