La Fiscalía pedirá medidas cautelares para Trapero tras ampliar la causa por sedición al 1-O

trapero

La Fiscalía pedirá medidas cautelares en la próxima declaración del jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ante la juez del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela.

El Ministerio Público ampliará previsiblemente el número de delitos, además de sedición, que se imputen a Trapero y a los presidentes de ANC y Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, tras ser remitido un segundo atestado de la Guardia Civil presentado por la Fiscalía este viernes sobre los hechos ocurridos en Cataluña hasta el 1 de octubre, por lo que la causa no investigará solamente las algaradas callejeras del 20 y el 21 de septiembre de la querella inicial.

Las defensas de los imputados pedían entonces anular la declaración, pero la juez aseguraba que la declaración comenzaría y que posteriormente, se analizaría el nuevo atestado policial en una próxima vista.

Las fuentes consultadas por OKDIARIO han destacado “la firmeza y la seguridad” de los fiscales de la Audiencia Nacional al asegurar que se imputarán nuevos delitos en la próxima llamada de la juez Lamela y tampoco se descartan que pudieran ser citados como investigados más personas relacionadas con los hechos.

El delito de sedición puede alcanzar un pena de hasta 15 años años de prisión, por lo que el Ministerio Público muy probablemente pedirá medidas cautelares para los acusados que podrían conllevar la prisión provisional. Todo depende del análisis del nuevo informe de las nuevas pruebas que se aporten al procedimiento.

Este nuevo atestado muy voluminoso de unas 300 páginas, que incluye material audiovisual, cuestiona con mayor detalle la lealtad y colaboración de los Mossos en el período que va desde los disturbios de Barcelona hasta la celebración del referéndum ilegal del 1-O.

A la vista de este nuevo informe, la juez Carmena Lamela ha requerido a Trapero para su próxima declaración “las comunicaciones mantenidas entre los Mossos y la Guardia Civil el 1 de octubre”, día de la celebración del referéndum ilegal. Pretende comprobar la coordinación y diligencia de la Policía autonómica catalana.

Trapero ha declarado durante cerca de una hora este viernes en la Audiencia Nacional como investigado por un delito de sedición contestando todas las preguntas que le han formulado. El jefe de la policía catalana ha presentado una documentación en su descarga que la juez y la Fiscalía analizarán antes de volver a citarle en los próximo días para comunicarles su futuro procesal.

Los argumentos esgrimidos por Trapero en su defena no han convencido a la Fiscalía que los ha calificado de “poco convincentes”. Por su parte, la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, ha comparecido por videoconferencia para transmitir a la juez de la Audiencia Nacional que al estar enferma no podía declarar.

Aún se desconoce la posible fecha en la que se citará de nuevo a Trapero, todo depende del tiempo que se tarde en analizar la documentación aportada en este segundo nuevo atestado judicial. La Fiscalía velará porque en la nueva citación “se aperciba a los investigados de que, en caso de no comparecer el día y hora señalados sin causa justificada, serán conducidos por la fuerza pública a presencia del juzgado”.

Los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez (d), y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart (Foto: Efe).

Los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez (d), y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart (Foto: Efe).

La declaración de ANC y Omnium

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha efectuado una breve declaración ante la juez donde ha manifestado que su entidad organizó “una protesta pacífica” el pasado 20 de septiembre entre las 10 de la mañana y las 0:00 de la noche.

Ha asegurado que su entidad colaboró para que las algaradas no fueran más graves con un cordón de seguridad y que ellos mismos pidieron a los radicales que volvieran a sus casas. “En ningún momento se atacó el orden constitucional de España, ni se fomentaron actos tumultuarios”, añadía.

Por su parte, el presidente de Omnium Cultural, Jordi Cuixart, se han negado a declarar alegando que “la Audiencia Nacional no es competente para juzgarle”.

Tanto Sánchez como Cuixart se han dirigido conjuntamente a los medios de comunicación al término de su comparecencia, y han solicitado “mediación para solucionar el conflicto entre Cataluña y España”. Ambos eran ovacionados a su llegada y salida de la Audiencia Nacional por dirigentes del PdeCat, ERC, Bildu o

Últimas noticias