España celebra la derrota territorial de Estado Islámico aunque no sea "el fin" del grupo terrorista

Josep Borrell. Foto: EFE
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, durante el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica en Casa de América de Madrid. Foto: EFE

El Gobierno de España ha aplaudido la derrota territorial de Estado Islámico anunciada este sábado tras la expulsión de los terroristas en su último bastión sirio de Baghuz, pero ha advertido de que esta victoria no significa el fin de la organización.

"España, como miembro de la Coalición Global, reconoce y valora los sacrificios de las fuerzas sobre el terreno para lograr este paso adelante en la derrota del terrorismo criminal de esta organización", ha agradecido el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en un comunicado.

Sin embargo, el Ministerio avisa de que "la derrota territorial no significa el fin" de Estado Islámico y por ello "el Gobierno de España insta a mantener el esfuerzo y la cooperación internacional".

Estado Islámico "sigue siendo una amenaza y mantiene su capacidad para sembrar el terror" y "la comunidad internacional debe permanecer unida en la lucha contra esta lacra", ha apostillado.

Lo último en España