Invasión rusa de Ucrania

El envío de armas a Ucrania dinamita la relación de Díaz con Belarra y Montero: «Que lo explique ella»

Irene Montero, en los pasillos del Congreso, desautorizó a Yolanda Díaz cuando dijo que "Sánchez tiene nuestro apoyo"

Yolanda Díaz se desmarca de Podemos sobre el envío de armas a Ucrania: «Sánchez tiene nuestro apoyo»

Echenique califica de «error» el envío de armas de su Gobierno a Ucrania

Ver vídeo

«La ruptura es total» entre Yolanda Díaz, Ione Belarra e Irene Montero. La alineación de la vicepresidenta segunda con Pedro Sánchez respecto al envío de armas a Ucrania ha dinamitado todos los puentes que quedaban entre las ministras de Podemos en el Gobierno. Aunque las tres conocían la medida desde la noche del martes, Díaz y Belarra han mantenido una tensa conversación tras la comparecencia de Sánchez en la que han evidenciado su «insalvable distancia».

Cabe por ver ahora si esta ruptura interna dentro del espacio podemita afecta o no a la coalición. Montero y Belarra dicen estar «muy preocupadas» por la situación y por las formas en las que Sánchez ha adoptado la decisión. En una conversación informal con los periodistas en el Congreso, Montero emplazaba a Díaz a que «que lo explique ella», ante su cambio de parecer. Pero desautorizaba la frase «Sánchez tiene nuestro apoyo» expresado por la titular de Trabajo.

El denominado «proceso de escucha» que Yolanda Díaz iniciará en cuestión de días para impulsar su nuevo proyecto político, en el que no ha reservado un papel destacado a Belarra ni a Montero, ahondará más en la fractura abierta este miércoles. Fue la vicepresidenta la que el viernes alcanzó un acuerdo con Sánchez de no contradecir su discurso a cambio de no enviar armas por entonces, que Podemos tuvo que asumir. Ese día, las relaciones entre las ministras de Unidas Podemos ya quedaron tocadas. Hasta tal punto que este martes el presidente llamó a Díaz para comunicarle el cambio de postura y el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, tuvo que llamar a Ione Belarra para informarle de la situación. Dentro de Podemos ya no hay ni comunicación. 

Desde el PSOE rechazan hablar de «crisis de gobierno» y enmarcan el encontronazo a cuenta de Ucrania «en las disputas internas por un mismo electorado». De hecho, en Ferraz y en Moncloa se frotan las manos con la batalla a cara de perro que tienen abierta dentro de Unidas Podemos. Porque no les afecta directamente, a menos que alguien, en el corto o medio plazo, decida que la situación es tan insostenible que no pueden cohabitar en el Ejecutivo.

No está claro tampoco cómo responderán Belarra y Montero a la decisión unilateral de Sánchez. La líder podemita, que tras la intervención del presidente salió en tromba a los pasillos del Congreso a tachar de error la decisión como si le viniese por sorpresa, amenazó con dimitir la semana pasada si España mandaba armas a Ucrania. Ha ocurrido. A todo esto, el próximo 11 de marzo Belarra reúne al máximo órgano de decisión de Podemos. Será el momento de ver si los morados adoptan posturas «radicales y consecuentes» con sus ideas y la posición del Gobierno.

«Son dos ministras de Podemos»

Desde el entorno del presidente restan importancia a la crisis abierta en el seno de Unidas Podemos y del propio Gobierno. Fuentes de Moncloa recuerdan que «son dos ministras que hablan en nombre de Podemos para expresar su opinión». El cambio de respuesta a la invasión rusa, aseguran en el Ejecutivo, «responde a las peticiones de los grupos parlamentarios, para lograr unidad en sede parlamentaria». En el complejo presidencial dicen que las decisiones que se están tomando «tienen que ver con la situación cambiante» y que «únicamente buscan lograr una unidad como país, lejos del tacticismo político».

Lo último en España

Últimas noticias