LA GÜRTEL DEL PSOE VALENCIANO

La financiadora del PSOE valenciano iba a los concursos amañados con otras 2 empresas suyas

Acuamed
Sede de Acuamed en Madrid. (Foto: EFE)
Comentar

La financiadora B del PSOE valenciano se presentó con empresas amañadas a los concursos públicos. La empresa en cuestión es Crespo Gomar, la principal investigada por los mail que demuestran que pagó campañas electorales a los socialistas valencianos en 2007.

Crespo Gomar es la misma que se llevó contratos de la empresa pública Acuamed –dependiente de la entonces ministra de Medio Ambiente y hoy presidenta del PSOE nacional, Cristina Narbona– y la misma que hizo lo propio con el Ministerio de Vivienda que encabezaba Beatriz Corredor, hoy máxima aspirante a la candidatura socialista a la Alcaldía de Madrid.

Y no sólo es que consiguiese contratos tan extraños que ya están siendo investigados por la Justicia justo cuando se hacía cargo de los pagos de campañas electorales. Sino que, además, al menos en dos de los grandes contratos a los que se presentó, lo hizo con empresas que compartían vínculos e incluso administradores, sin avisar de nada de ello y sin que se paralizase la adjudicación con la más elemental comprobación de estas coincidencias en el Registro Mercantil.

A ese Registro Mercantil accesible a cualquiera es al que ha acudido OKDIARIO. Y allí se puede comprobar que los concursos tienen toda el aspecto de haber sido preparados con empresas amañadas.

La financiadora del PSOE valenciano iba a los concursos amañados con otras 2 empresas suyas

Así ocurrió en los contratos públicos en los que se sacaban a licitación los servicios de comunicación de las desaladoras de Dénia y Torrevieja. Fueron convocados en 2007 y se adjudicaron a Crespo Gomar por la empresa Acuamed por importes de 205.000 euros (sin contar el IVA) en el caso de Dénia y a Publicaciones Miracasa (relacionada con la primera, Crespo Gomar), por 200.000 euros (sin IVA) en el segundo de los contratos.

Las empresas, por lo tanto, podrían ser consideradas perfectamente como empresas vinculadas, pese a lo cual, ni se advirtió de ello, ni se paralizó la adjudicación. Hay que recordar que el mecanismo de concurso exige la concurrencia de al menos tres empresas. Aquí hubo tres. Pero vinculadas.

Empresas vinculadas

En el concurso de Dénia se presentaron Crespo Gomar, L y C Estudio Fotográfico y Publicaciones Miracasa. Pues bien, L y C Estudio Fotográfico tuvo como administrador solidario hasta 2014 a Alberto Gomar Pascual, uno de los propietarios de Crespo Gomar e hijo de Antoni Gomar, ex teniente de alcalde por el Partido Socialista en Gandía. Miracasa, por su parte, está vinculada a Media Mira Group, cuya administradora única era Gomar Comunicación.

La financiadora del PSOE valenciano iba a los concursos amañados con otras 2 empresas suyas

Esta noticia se suma al hecho de que Acuamed, además, preparó el concurso de la Desaladora de Denia para que Crespo Gomar se llevase el contrato en plena recta final electoral. Se presentaron esas tres ofertas por el contrato. Las dos primeras propuestas empresariales presentaron una oferta de 237.800 euros (con IVA): el límite máximo fijado por el concurso. Crespo Gomar, por el contrario, presentó una oferta levemente inferior: de 236.292 euros con IVA. Es decir, que Crespo Gomar presentó una oferta 1.508 euros por debajo del precio de sus competidores. Una diferencia insignificante pero que, sin embargo, fue suficiente para que la faceta económica premiase a Crespo Gomar.

Hay que recordar que en los concursos las ofertas deben ser secretas para no forzar las bajas temerarias. Los investigadores sospechan que Acuamed pudo preparar el concurso de forma que sólo uno fuese por debajo del precio y muy levemente, de forma que se llevase el contrato sin problemas.
El informe de adjudicación, al que ha tenido acceso este diario, reclamó de este modo que el contrato fuese a Crespo Gomar: “ Analizadas las propuestas técnicas y económicas de Crespo Gomar, S.L, Sealco Consultoes S.L. y L y C Soluciones Digitales correspondientes al expediente SV 41/07, se concluye de dicho análisis que todas las ofertas puntúan igual en conocimiento y organización de los trabajos a desarrollar”.

La financiadora del PSOE valenciano iba a los concursos amañados con otras 2 empresas suyas

El informe añadió que “Crespo Gomar, S.L., hace una propuesta creativa de las acciones de comunicación mucho más coherente con los objetivos planteados en el pliego de bases con una estrategia de comunicación que destaca de las otras dos ofertas tanto en la calidad como en la cantidad de materiales como los de publicidad exterior propuestos y en las acciones […]”. CrespoGomar S.L. se hizo con el contrato. Y esta empresa, señalada ya por los investigadores como la empresa B del PSOE en Valencia, recibió 205.000 euros más IVA.

Pero, además, el concurso se gestó en sólo 12 días, con una contratación exprés, a días del cierre de la legislatura nacional y en pleno inicio de la campaña a las generales de Rodríguez Zapatero. Lo hizo gracias a la contratación urgente de sus servicios por Acuamed, empresa pública nacional gestionada por el Ministerio de Medioambiente, liderado en aquellos días (2007) por Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE de Pedro Sánchez.

Financiación B del PSOE

Crespo Gomar es, además, la compañía sobre la que se centran las investigaciones sobre la financiación ilegal del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana. Una empresa que, como ya ha publicado este diario, mantuvo fuertes implicaciones y contratos con Acuamed, empresa donde las sospechas apuntan a financiación de campañas del PSOE nacional. Y el contrato de Crespo Gomar ha levantado las sospechas por su enorme celeridad y coincidencia temporal.

Los trabajos del concurso de la Desoladora de Denia finalizaron el 9 de Enero de 2008. Todo un sprint que, casualmente, tiene una explicación en el BOE: cinco días después, el 14 de Enero de 2008, se publicó la disolución del Congreso y la convocatoria de elecciones generales para el 9 de Marzo de 2008.

Es decir, que el dinero debía estar en manos de Crespo Gomar justo antes de las elecciones generales de 2008 en las que se presentó Rodríguez Zapatero para renovar su  Presidencia del Gobierno de España.Y hay que recordar que, precisamente, lo que busca la investigación judicial del caso es la relación de Crespo Gomar con la financiación ilegal del Partido Socialista.

Últimas noticias